Enigmas sin resolver

Estás ante la mayor colección de enigmas de “pensamiento lateral” de Internet. Cuando hablamos de pensamiento lateral nos referimos a un proceso distinto al del pensamiento lineal o directo al que estamos acostumbrados. En la forma más común de razonamiento, progresamos lógicamente de un paso al siguiente. En el pensamiento lateral, es necesario abandonar deliberadamente ese proceso para lograr resolver los acertijos que se nos presentan.

Misterios y enigmas sin resolver

Aunque estos enigmas se pueden resolver individualmente, nosotros recomendamos hacerlo grupalmente a modo de juego, ya que resulta una práctica muy divertida para pasar el tiempo con los amigos y la familia. El juego sería de la siguiente forma: Una persona del grupo es designada "maestro de enigmas". Esta persona leerá el enunciado de un enigma y su correspondiente respuesta y posteriormente expondrá el enunciado al resto del grupo. Los demás participantes tienen que realizar preguntas al maestro de enigmas, que solo podrá responderles con "Si", "No" o "Irrelevante". Gana el participante que antes averigüe la solución del acertijo. Si el grupo se atasca, el maestro de enigmas puede ayudarles mediante alguna pista. 

(!) NOTA: Los enigmas publicados poseen cada uno un nivel de dificultad variable. No se encuentran ordenados bajo ningún patrón determinado.

Para ver la solución de los acertijos, presionar en el botón "Mostrar solución", instalado en la parte inferior de cada enunciado.

1. Marco Antonio y Cleopatra

Enigma: Marco Antonio y Cleopatra

Marco Antonio y Cleopatra son encontrados muertos en el suelo de una villa de Egipto. Muy cerca se encuentran cristales rotos. El único testigo es un perro guardián. No hay ninguna marca en ninguno de los dos cuerpos y se sabe que no fueron envenenados.

¿Cómo murieron?

Marco Antonio y Cleopatra no tienen que ser necesariamente aquellos conocidos personajes del antiguo Egipto. Teniendo en cuenta que fueron encontrados muertos junto a cristales rotos y agua, se resuelve el acertijo de la siguiente forma: Marco Antonio y Cleopatra eran peces que se encontraban en una pecera y fue el perro quien accidentalmente cayó la pecera y los mató.
Marco Antonio y Cleopatra no tienen que ser necesariamente aquellos conocidos personajes del antiguo Egipto. Ni siquiera tienen por qué ser personas. El enunciado no indica que lo sean, ¿no?

2. Un hombre en el ascensor

Enigma: Un hombre en el ascensor

Un hombre vive en el décimo piso de un edificio. Cada día, toma el ascensor hasta la planta baja para dirigirse al trabajo o ir de compras. Cuando regresa, siempre sube en el ascensor hasta el sexto piso y luego por la escalera los cuatro pisos restantes hasta su apartamento en el décimo. ¿Por qué lo hace?

El hombre es un enano. Alcanza el botón del ascensor de la planta baja pero no llega hasta el botón del décimo piso. El del sexto piso es el más alto al que llega.
El botón del décimo piso está por encima de todos los demás.

3. Se fue la luz

Enigma: Se fue la luz

Un hombre trajeado corre por un pasillo con unos papeles en la mano. De repente se va la luz y vuelve a venir. El hombre se echa al suelo y se pone a llorar. ¿Qué ha sucedido?

El hombre es un abogado defensor que corre por el pasillo de la cárcel con las pruebas de inocencia de su cliente, condenado a morir ese día en la silla eléctrica. Cuando se va la luz se da cuenta de que es demasiado tarde.
El hombre es un abogado defensor.

4. La contraseña

Enigma: La contraseña

Un grupo de 3 detectives necesita acceder al interior de un local sospechoso. Para ello tienen que adivinar la clave secreta que hay que decir al entrar. Aparcan su coche enfrente de la puerta del local con un dispositivo de escucha que les permite oír lo que dicen al entrar. Ven que llega una persona y llama a la puerta. El portero dice "14" y la persona contesta "7". Le deja pasar. Al rato llega otra persona y llama a la puerta. El portero dice "8" y la persona contesta "4". Le deja pasar. Entonces al ver tan fácil la clave, uno de los detectives se atreve a probar. Va a la puerta y llama. El portero dice "12" y el detective contesta "6". Se abre la puerta, le disparan y lo meten dentro. Han fallado. Los otros dos detectives deciden seguir escuchando. Llega otra persona y llama a la puerta. El portero dice "18" y la persona contesta "9". Le deja pasar. ¿Cómo es posible? 

La clave es el número de letras que tiene el número: 14 -> catorce -> 7 letras. 8 -> ocho -> 4 letras. 12 -> doce -> 4 letras (El detective dijo el número 6 creyendo que la respuesta era la mitad del número). 18 -> dieciocho -> 9 letras. En los casos escuchados por los detectives, el número de letras de los números había coincidido casualmente con su mitad.
La importancia no radica en el número en sí, sino en una característica de este.

5. El libro

Enigma: El libro

Un hombre se adentra en la casa de una mujer y la asesina. Al ver el libro que estaba leyendo se arrepiente de haberla matado.

¿Por qué?

El asesino es un asesino a sueldo, pero esta vez, asesina a esta mujer porque ella había estado presente en uno de sus asesinatos y podría delatarle. El libro que estaba leyendo estaba escrito en Braille. Era ciega. Por eso el asesino, al darse cuenta de que no le habría podido delatar, se arrepiente de haberla matado.
El asesino pretende asesinar a todos los testigos de sus asesinatos que podrían delatarle.

6. El pasajero suicida

Enigma: El pasajero suicida

Un hombre sube a un avión. El avión despega y el capitán habla por los altavoces para decir algunos comentarios sobre el trayecto. Al oír la voz del capitán, el pasajero se levanta y se suicida en el baño. ¿Por qué?

El pasajero es cura. Un poco antes una persona le había confesado que iba a estrellar el avión que él mismo pilotaría. La voz de esa persona era la del capitán.
El pasajero es cura, ¿sabrá algo que desconocen los demás?

7. Sopa de gaviota

Enigma: Sopa de gaviota

Hace tiempo un hombre había sufrido un accidente de barco y naufragó junto a otras personas a una isla desierta. Allí los supervivientes, para sobrevivir, le dieron sopa de gaviota para comer. Años después, todas aquellas personas fueron rescatadas y una mañana, ese hombre va a un restaurante en el puerto y pide sopa de gaviota. Cuando la prueba se va corriendo al baño y se suicida. ¿Por qué?

Cuando prueba la sopa de gaviota del restaurante y nota una diferencia abismal en el sabor con la que le dieron en el naufragio, comprende que la sopa de la isla no era de gaviota, sino de los que no sobrevivieron.
La sopa de gaviota esta última vez le supo bastante distinta.

8. El hombre ahorcado

Enigma: El hombre ahorcado

En una habitación en la que no hay ningún mueble ni ningún objeto, aparecen un hombre ahorcado de una viga del techo y un charco de agua exactamente bajo sus pies. El hombre pende a 30 cm del suelo. ¿Cómo ha conseguido este hombre suicidarse?

Para ahorcarse el hombre se había subido a un bloque de hielo. Luego el hielo se deshizo y se convirtió en el charco de agua.
Para ahorcarse el hombre se había subido a algo que ha desaparecido.

9. El túnel oscuro

Enigma: El túnel oscuro

Un hombre entra en un hospital y pasa allí unas horas. Sale del edificio contento y coge el tren para volver a su casa. El tren atraviesa un largo túnel muy oscuro. En ese momento el hombre se levanta nervioso y se suicida. ¿Por qué?

El hombre era ciego. En el hospital habían conseguido operarle y que pudiese volver a ver. Cuando atraviesa el túnel oscuro y no ve nada, cree que se ha vuelto a quedar ciego y se suicida.
Mientras atravesaba el túnel pensó que su estancia en el hospital no había servido de nada.

10. Cinco hombres

Enigma: Cinco hombres

Cinco hombres iban juntos por un camino en el campo. Comienza a llover. Cuatro de ellos apuran el paso. El quinto no hace ningún esfuerzo por darse prisa. Sin embargo, se mantiene seco mientras que los otros cuatro se mojan. Los cinco llegan a su destino juntos. ¿Cómo pudo ser?

Nota: para trasladarse sólo contaban con los pies y ninguno llevaba impermeable ni paraguas.

Los cuatro hombres llevaban al quinto, que se encontraba en su ataúd.
El quinto hombre no llevaba paraguas pero sí estaba cubierto por algo. Había tenido muy mala suerte.

11. El hombre solitario

Enigma: El hombre solitario

Un hombre vivió solo en una casa durante dos meses. No recibió visitas ni nunca salió de la casa. Al final de los dos meses enloqueció. Una noche apagó el fuego y las luces y salió de la casa. Como consecuencia de su ida murieron 90 personas. ¿Por qué?

El hombre era farero y la casa que habitaba era un faro. Cuando dejó el lugar y apagó las luces desapareció el aviso a los navegantes. Como consecuencia hubo un naufragio en el que murieron 90 personas.
El hombre tenía una profesión relacionada con la navegación.

12. Un hombre en un bar

Enigma: Un hombre en un bar

 Un hombre entra en un bar y solicita al camarero un vaso de agua. Nunca antes se habían encontrado. El cantinero saca una escopeta de debajo del mostrador y apunta a la cabeza del hombre. El hombre dice: “Gracias” y sale del bar. ¿Por qué ha encañonado el camarero al cliente?

El hombre tenía hipo. El cantinero al oírlo decidió pegarle un susto para quitárselo. Al desaparecer el hipo el hombre ya no necesitó el vaso de agua y le dio las gracias al camarero.
El cantinero trataba de ayudarlo.

13. Un paso más allá

Enigma: Un paso más allá

Un hombre mira a través de una ventana en el sexto piso de un edificio de oficinas. Súbitamente se deja llevar por un impulso. Abre la ventana y salta a través de ella. De la ventana al suelo en el exterior del edificio no hay nada que pueda impedir una caída. El hombre no usó paracaídas ni cayó sobre agua ni ninguna otra superficie blanda. Sin embargo aterrizó sin daño alguno. ¿Cómo pudo ser?

Se encontraba en el lado exterior de la ventana y había saltado dentro del edificio. ¿Que hacía fuera? Podía estar en el borde pensando en suicidarse, o podía ser un limpiador de ventanas. Puedes elegir la versión que más te guste.
¿Solo se puede atravesar una ventana en una dirección?

14. Los ciclistas

Enigma: Los ciclistas

En una etapa de 150 km de la Vuelta Ciclista, un participante cruzó primero la línea de meta sin dejar lugar a dudas. Sin embargo, los jueces otorgaron la victoria a otro ciclista. ¿Por qué?

Los ciclistas debían pasar la meta varias veces, pues se trataba de un circuito.
¿Siempre que se cruza la línea de meta, termina una competición?

15. El perro y la cuerda

Enigma: El perro y la cuerda

Un perro está atado por el cuello a una cuerda de 3 metros de largo. Sin embargo, consiguió alcanzar un hueso que se encontraba a 5 metros de este. ¿Cómo es esto posible?

La cuerda no estaba atada a ningún sitio.
¡Qué dueño más despistado!

16. El ponche

Enigma: El ponche

Un hombre fue a una fiesta, bebió algo de ponche y enseguida se marchó. El resto de los invitados que bebieron el ponche murieron envenenados. ¿Por qué no murió el hombre?

El veneno estaba en los cubitos de hielo. Cuando el hombre bebió, el hielo aún estaba congelado.
El hombre no envenenó el ponche, pero tal vez cuando él bebió el ponche aún no contenía veneno. Nadie después de que él bebiera añadió el veneno.

17. Las manzanas

Enigma: Las manzanas

Sobre una mesa había una cesta con seis manzanas y seis chicas en la habitación. Cada chica cogió una manzana y sin embargo una manzana quedó en la cesta. ¿Cómo pudo ser?

La última chica se llevó la cesta con la manzana dentro.
Una de las chicas cogió algo más que una manzana.

18. Tensión en la cancha

Enigma: Tensión en la cancha

Partido de baloncesto. Queda poco tiempo. Tu equipo tiene que convertir un triple y conseguir tres puntos para ganar el partido. Discurre el juego. Lanzas desde el centro del campo a la canasta rival. Encestas. Suena la bocina y termina el partido. Tu equipo ha salido derrotado. ¿Qué ha sucedido?

Que has metido la canasta, pero tú no eres un jugador de baloncesto. Tu equipo sale derrotado porque no se contabiliza tu canasta.
Hay que ser una persona legal.

19. Cuántos dedos

Enigma: Cuántos dedos

Supongamos que hay aproximadamente 5 mil millones de personas sobre la tierra. ¿Cuál crees que sería el resultado si multiplicaras entre sí el número de dedos de las manos izquierdas de cada habitante de la tierra? (los dedos de la mano izquierda del primero por los de la del segundo, el resultado por los de la del tercero y así sucesivamente hasta el último habitante). Si no puedes calcular este número entonces trata de adivinar cómo de largo sería el número.

El producto de la multiplicación del número de dedos en la mano izquierda de cada persona es cero. Sólo se necesita que una persona no tenga dedos en su mano izquierda para que el resultado sea cero, porque cualquier número multiplicado por cero es cero.
Por estadística habrá alguna persona que haya perdido todos sus dedos en un accidente.

20. Las dos jarras

Enigma: Las dos jarras

Una persona tenía una una jarra llena de limonada y otra jarra llena de leche. Volcó las dos en un recipiente grande y sin embargo, la limonada siguió separada de la leche.

¿Cómo lo logró?

Tanto la leche como la limonada estaban congeladas.
Si de verdad ambos líquidos se mezclasen esto sería imposible. Algo sucede.

21. Jugando al ajedrez

Enigma: Jugando al ajedrez

Dos hombres estuvieron jugando una tarde al ajedrez. De cinco partidas que echaron, cada uno ganó dos partidas. No quedó ninguna partida en tablas. ¿Cómo fue posible?

No jugaban entre ellos.
El enunciado con sólo estos dos protagonistas se antoja bastante imposible.

22. El Señor Barrunto

Enigma: El señor Barrunto

El señor Barrunto era muy celoso de su mujer. Un día por asuntos de trabajo viajó al exterior y regresó dos meses después. Al entrar en su casa encontró a su mujer compartiendo la cama con un desconocido. El señor Barrunto se alegró mucho. ¿Cómo se explica? 

El desconocido era su hijo recién nacido.
El desconocido, aún siendo desconocido, tenía una estrecha relación con él.

23. Fiesta familiar

Enigma: Fiesta familiar

En una fiesta familiar dos hombres se encuentran: "Padre", dijo el primero. "Abuelo", replicó el segundo. Ninguno de los dos hombres se equivocaba. ¿Cómo puede ser?

El nieto era sacerdote.
Averigua la profesión de uno de ellos.

24. Supervidente

Enigma: Supervidente

Muchas personas coinciden en la existencia de una supervidente capaz de acertar el resultado de cualquier partido de fútbol antes de que este se juegue. ¿Cómo es posible? 

Antes de jugarse el resultado de cualquier partido es 0-0.
Hasta tú sabes cuál es el resultado. Lee el enunciado otra vez y fíjate bien.

25. La taza de té

Enigma: La taza de té

Merlín el Mago tenía una taza de té que estaba llena hasta el borde. Manteniendo la copa sobre su cabeza, la dejo caer al suelo, rompiéndose en multitud de fragmentos pero sin derramar una simple gota de té. ¿Cómo pudo hacerlo Merlín?

La taza estaba llena de cualquier otra sustancia que no fuese té.
Para que sea válido el enunciado, ¿qué debe contener la taza de té?

26. El cazador

Enigma: El cazador

Un frío día de invierno Mateo decidió decidió ir a las montañas a realizar su actividad favorita: la caza. Mateo apuntó su arma con cuidado, apretó el gatillo  e instantáneamente se dio cuenta de su error. Minutos más tarde estaba muerto. ¿Que ocurrió?

La montaña se encontraba nevada, su arma era muy ruidosa y al disparar provocó una avalancha que lo terminó enterrando.
La montaña se encontraba nevada.

27. El prisionero

Enigma: El prisionero

Un prisionero es condenado a muerte, pero sus verdugos se sienten generosos y le conceden una última oportunidad para salvar su vida. Le dan una bolsa con dos bolas en su interior: una blanca y una negra. Si escogiera la bola blanca se salvaría, mientras que la negra le llevaría a la ejecución inmediata. Desgraciadamente, sus verdugos son además unos tramposos y las dos bolas que han metido en la bolsa son negras. Sin embargo el prisionero logra salvarse. 

El prisionero saca una bola y directamente se la come. Nadie puede ver qué bola ha sacado, pero sí pueden ver cuál queda. Queda una bola negra, por lo que la que él se ha comido habría tenido que ser la blanca.
El prisionero teme que hayan hecho trampa y se le ocurre algo que puede hacer con su bola para descubrirlos.

28. Mosca en el café

Enigma: Mosca en el café

Una mujer entra en un bar y pide un café. Justo cuando va a acercárselo a los labios, pide otro, ya que hay una mosca flotando en su café. Al probar el nuevo café sabe que le han vuelto a servir el mismo café. ¿Cómo es posible?

Al primer café le había añadido ya el azúcar y el segundo café estaba dulce antes de ponerle el azúcar.
El sabor se lo reveló, ¿por qué?

29. El misterio de los baños turcos

Enigma: El misterio de los baños turcos

Cuatro hombres se encontraban todos los jueves a la hora del almuerzo en los baños turcos. Joe, un músico, siempre traía consigo su reproductor de cassettes para poder escuchar música. Jack, un banquero, traía un termo con bebida. Jim y John eran ambos abogados y traían revistas para leer.

Un día, en la sala llena de niebla encontraron a John muerto por una profunda herida en el corazón. Se llamó inmediatamente a la policía. Interrogaron a los tres sospechosos, pero ninguno declaró haber visto algo. Se realizó una minuciosa inspección, pero el arma homicida no apareció. ¿Qué había sucedido?

John fue asesinado por Jack, quien llevó a los baños turcos una daga de hielo dentro del termo. La daga se derritió sin dejar huellas del asesino.
El asesino introdujo un arma que en ese ambiente desaparecería. ¿Quién y qué arma?

30. Dos hombres en un hotel

Enigma: Dos hombres en un hotel

Los señores Smith y Jones eran dos empresarios que hicieron reservas para la noche en el mismo hotel. Se les dieron habitaciones vecinas en el tercer piso. Durante la noche, el Sr. Smith dormía profundamente. Sin embargo, a pesar del cansancio, el Sr. Jones no lograba hacerlo. Al fin llamó por teléfono al Sr. Smith e inmediatamente después de colgar cayó dormido ¿Por qué sucedió así?

El Sr. Jones no podía dormir porque el Sr. Smith roncaba. La llamada interrumpió el ruido el tiempo suficiente como para que el Sr. Jones se pudiera dormir.
El Sr. Jones no dormía por un molesto ruido.

31. Regresando a casa

Enigma: Regresando a casa

Un hombre regresaba a su casa después de haber estado bebiendo. Caminaba por el medio de un camino rural desierto. No había luces que iluminasen el camino, ni brillaba la luna. El hombre vestía de negro. De repente, un automóvil que lleva los faros delanteros apagados se aproxima rápidamente. En el último instante el conductor ve al hombre y maniobra para evitar arrollarlo. ¿Cómo pudo verlo?

Era de día.
Alguna luz habría para que el conductor pudiese verlo.

32. Las nueve bolas

Enigma: Las nueve bolas

¿Cómo podríamos disponer 9 bolas en 4 cajas de forma que cada una tenga un número impar de bolas y distinto del de cada una de las otras tres?

Tres cajas pequeñas, conteniendo 1, 3 y 5 bolas respectivamente dentro de una caja mayor que las contenga a todas (9).
Es muy sencillo. Necesitas tres caajas pequeñas y una grande. ¿Sabes ya cómo repartirlas?

33. Los padres

Enigma: Los padres

Unos padres tenían una hija pequeña a la que prohibían terminantemente abrir la puerta del sótano alegando que podría ver cosas que no debiera. Un día, los padres salieron y olvidaron cerrar la puerta. La niña cayo en la tentación, abrió la puerta del sótano y comenzó a explorar. Lo que vio detrás de la puerta le dejó anonadada. Más tarde se llamó a la policía y los padres fueron arrestados. ¿Qué había visto la pequeña?

La niña había vivido siempre en el interior del sótano por lo que al atravesar la puerta vió el resto de la casa y el exterior, el cielo, los pájaros, el sol, la hierba, las personas, los niños...
¿Dónde había estado la niña antes de abrir aquella puerta?

34. Anillo en el café

Enigma: Anillo en el café

A Irene se le cayó el anillo dentro de su taza llena de café, pero pudo sacarlo completamente seco. ¿Cómo lo pudo hacer posible?

El café era en grano.
El café no mojaba.

35. Más de un millón de euros

Enigma: Más de un millón de euros

Carlos y Daniel comenzaron el año con 1000 euros cada uno. No pidieron prestado ni robaron nada. El día de reyes de este mismo año tenían más de 1 millón de euros entre los dos.

¿Cómo lo hicieron?

Los dos fueron ese día de Reyes al Banco de España. Carlos se colocó delante, mientras que Daniel dio la vuelta colocándose detrás del banco.
Tenían más de 1 millón ENTRE los dos ;)

36. Línea de ferrocarril

Enigma: Línea de ferrocarril

En una línea de ferrocarril el tendido tiene doble vía excepto en un túnel, que no es lo bastante ancho para acomodar ambas. Por ello, en el túnel la línea es de vía simple. Una tarde entró un tren en el túnel marchando en un sentido, y otro tren en el mismo túnel, pero en sentido contrario. Ambos iban a toda velocidad y sin embargo no llegaron a colisionar. ¿Por qué no lo hicieron?

Uno de los trenes entró en el túnel una hora más tarde que el otro.
Si entran en el mismo instante a toda velocidad y en sentido contrario la colisión va a ser brutal.

37. Fuera de lugar

Enigma: Fuera de lugar

Cinco trozos de carbón, una zanahoria y una gorra están tirados en el césped del jardín. Nadie los tiró en el césped, y sin embargo hay una razón perfectamente lógica para que se encuentren allí. ¿Cuál es?

Fueron usados para hacer un muñeco de nieve. La nieve se habría derretido.
Todos esos objetos formaron parte de algo.

38. Los dos barberos

Enigma: Los dos barberos

Un viajero llega a una pequeña ciudad. Nunca la había visitado antes, ni sabía nada sobre ella ni sobre sus habitantes. Necesitaba un corte de pelo. Había dos barberías cercanas en la calle principal. Eran las únicas de la ciudad. Una estaba limpia y ordenada. El barbero barría las últimas trazas de cabello mientras esperaba al próximo cliente. La otra barbería estaba muy desordenada. Parecía gastada y ruinosa. El desgreñado barbero se columpiaba en una silla esperando a los clientes. Ambos negocios cobraban lo mismo. Después de meditar mucho, el hombre fue a cortarse el pelo con el barbero desgreñado. ¿Por qué?

El viajero dedujo correctamente que, ya que sólo había dos barberos en la ciudad, cada uno le cortaría el pelo al otro. Por lo tanto, el barbero cuidadoso le cortaría el pelo al desgreñado en forma descuidada. Era el desgreñado el que cortaba con esmero el pelo al otro barbero. El viajero eligió entonces al desgreñado.
El aspecto de ambos barberos le proporcionó una conclusión muy valiosa.

39. Lo que dijo el reo

Enigma: Lo que dijo el reo

En un determinado país donde la ejecución de un condenado a muerte solamente puede hacerse mediante la horca o la silla eléctrica, se da la situación siguiente, que permite a un cierto condenado librarse de ser ejecutado. Llega el momento de la ejecución y sus verdugos le piden que hable, y le manifiestan: "Si dices una verdad, te mataremos en la horca, y si mientes te mataremos en la silla eléctrica". El preso hace entonces una afirmación que deja a los verdugos tan perplejos que no pueden, sin contradecirse, matar al preso ni en la horca, ni en la silla eléctrica. ¿Qué es lo que dijo el reo?

El reo dice: "Me vais a matar en la silla eléctrica". Y piensan los verdugos: si es verdad lo que ha dicho, no podemos matarlo en la silla eléctrica, puesto que esta forma de ejecución habíamos quedado en reservarla para el caso de que mintiera. Pero, por otra parte, si lo matamos en la horca, habrá mentido en su afirmación, así que tampoco podemos matarlo en la horca porque esta forma de matarlo era para el caso de que dijera la verdad.
El reo hace una afirmación sobre la forma en que lo van a matar. Esta afirmación impide a sus verdugos utilizar cualquiera de los dos métodos escogidos.

40. Sospechosos

Enigma: Sospechosos

Tras una intensa nevada, se produce un crimen. Avisan a un detective policial y la única pista que encuentra son las marcas de unos neumáticos. El detective sigue las pisadas y llega a una gran mansión. Dentro hay cuatro hombres sentados. No hay ninguno que lleve zapatos ni que tenga coche, pero el detective sabe instantáneamente quién es el asesino. ¿Cómo lo sabe?

El asesino iba en silla de ruedas.
Las marcas de los neumáticos no eran de ningún coche.
Acertijos y enigmas - Huellas de pisadas

Más contenidos que tal vez te interesen...

Realidad virtual
Ilusiones ópticas
Figuras y maquetas recortables