La importancia de tener un buen hosting

Probablemente ya sepas lo que es un hosting, pero por si acaso, te lo recordamos. El hosting, también conocido como almacenamiento web, es el espacio físico que alquilas en un servidor para almacenar todos los contenidos de tu página web permitiendo que estos sean visibles en Internet. Los proveedores de hosting son quienes ofrecen este servicio de almacenamiento. No solo es esto, ya que un buen plan de hosting no solo incluye este almacenamiento sino también un conjunto de reglas de seguridad y antispam configuradas por defecto para que tu página sea segura. También, con tu propio hosting, puedes instalar certificados SSL y crear cuentas de correo electrónico asociadas a tu dominio (por ejemplo: [email protected]).

Es muy habitual encontrar publicidad en internet sobre estos servicios y actualmente se están emitiendo incluso anuncios en televisión con ofertas de hosting. ¿Qué quiere decir esto? Que es algo totalmente accesible. Cualquiera puede tener su propio hosting por un precio muy asequible.

Ahora bien, no es oro todo lo que reluce. Principalmente porque la oferta es muy diversa, tanto que a veces puede llevar días y días de estudio hasta tomar una decisión. Bien es cierto que las necesidades de espacio en disco y transferencia de datos de alguien que quiera un blog personal con pretensiones no comerciales no son las mismas que las de una empresa. Por eso, vamos a descifrar las claves que nos pueden servir para diferenciar un buen hosting de otro que no lo sea tanto.


Saber lo que necesito

En estos casos, siempre es recomendable pecar de cauto. Quizás tu blog puede alojarse con un plan de alojamiento online básico y que incluya además la posibilidad de crear algunas cuentas de correo. No tiene mucho sentido contratar mucho espacio y las opciones más avanzadas de un servicio corporativo si tu blog es personal y finalmente no terminarás haciendo uso de todos esos recursos.

Lo mejor que podemos hacer es medir las necesidades de tu proyecto y contactar con un proveedor de hosting explicándole tus necesidades para que te asesore sobre qué plan se adapta mejor a ti. Te recomendarán el plan más adecuado y, si con el tiempo tu blog crece (buena señal), migrar a un plan superior. Es un proceso que se hace de manera inmediata. 

De igual forma, la transferencia de datos (directamente relacionada con el volumen de tráfico que soportará tu web) debe ajustarse a tus necesidades en el presente. Repetimos, si eres un novato y tu página tiene pocas visitas opta por el pack más básico, ya tendrás opciones de subir, y ojalá sea así.


Soporte técnico permanente

Las caídas de tu página web pueden ser a veces algo frecuente y muchas veces es algo que no depende directamente de tu hosting. Pero cuando sí depende de ello, debes saber que se trata de un problema informático bastante común que se da produce un equipo no se puede comunicar de forma correcta con un servidor remoto. Una de las razones más habituales de todas es la sobrecarga del sistema, debido generalmente a un alto tráfico en tu web en un instante dado (esto puede producirse intencionadamente incluso, como un acto de sabotaje. Dependerá de las reglas de seguridad aplicadas por tu empresa de hosting que en muchos casos puedan lograr su cometido o no).

Aquellos que contamos con hosting contratado hemos comprobado como en alguna ocasión nuestra página o nuestras cuentas de correo no eran accesible. Por eso, que haya un soporte técnico continuo, ya sea por sistema de tickets o telefónico, es fundamental. Al menos para salir de dudas y conocer las causas del problema.

Si tu página está destinada a fines comerciales, piensa que el tiempo que no esté operativa son ventas que no realizas o visitas que dejas de recibir. Si ese fallo se mantiene durante demasiado tiempo, puedes perder muchos clientes. Y no están las cosas para ello.


Fácil de usar

No hace falta ser un crack para poner en marcha un blog con tu propio dominio, nadie nace enseñado. De ahí la importancia de que tu hosting posea cPanel o un buen panel de control alternativo con el que puedas llevar a cabo tú mismo las acciones más comunes. Por ejemplo, crear nuevas cuentas de correo, la instalación de certificados SSL o instalar WordPress. Para los no iniciados, este blog es posible gracias a WordPress y hasta hace bien poco, instalarlo era una tarea hercúlea. Los hostings más competentes llevan a cabo la instalación ellos mismos sin que te tengas que complicar en absoluto.


Seguridad y copias

De algún ataque de vez en cuando no te vas a librar, por mucho que creas que tu página no le interesa a nadie, así que un buen hosting ha de ofrecer un servicio de copias de seguridad para que no se pierda ningún dato o contenidos en caso de que existan problemas. De igual forma, tu proveedor de hosting web debe proporcionarte la mejor protección ante la mala fe de los piratas digitales.


Soporte físico

Sería interesante saber cómo son los discos duros utilizados en el servidor donde se alojará tu página. Para que nos entendamos, un servidor no es más que un ordenador grande y muy potente especializado para el hospedaje web,por lo que te garantiza y aportan características esenciales que con un ordenador al uso no podrías obtener (uptime, rendimiento, seguridad…). Por una sencilla regla de 3, cuanto más potente sea, mucho menor será la velocidad de carga de tu página.

Y esto nos lleva a otro punto, si los discos duros de ese servidor son mecánicos, el rendimiento que proporcionarán no será tan bueno como el de uno con discos SSD. Para entendernos, un SSD no tiene partes físicas como una cabeza lectora. Por eso, la escritura y lectura es mucho más rápida, son más eficientes y las posibilidades de fallo son menores.


Localización del servidor

Por ejemplo, es interesante tener en cuenta que si recibes muchas visitas desde España tal vez debas elegir un proveedor que preste su servicio desde aquí. Si los servidores están alojados en Singapur y tu pequeña tienda on line tiene una orientación eminentemente nacional, quizás debieras planteártelo. No obstante siempre hay una solución buenísima para evitar esto y es utilizar un CDN, de forma que cuando llega una consulta por parte de un usuario a un recurso le responda el servidor más cercano al sitio donde él vive, sea del país que sea.


Agárrate, ¡vienen curvas!

Llegado el momento de pensar en un hosting de calidad, podrás comprobar que las opciones son múltiples y variadas. Como premisa, desconfía de lo gratuito y lo barato, te prestarán un servicio de calidad equivalente a lo que pagas y suelen tener letra pequeña, llevándonos después alguna sorpresa.

Pregunta, compara, lee opiniones sobre los distintos planes que pueden ajustarse bien a tus necesidades. Podrás comprobar que un servicio de calidad no tiene por qué estar reñido con un precio acorde.

En MEDIAKIA ofrecemos un trío rompedor de hosting SSD optimizado para WordPress. Podrás probarlo gratuitamente para comprobar que no es tan complicado ofrecer un servicio a precios ajustados y eficaz. Todos nuestros planes cuentan con discos duros ultrarápidos SSD, copias de seguridad diarias en servidor remoto, panel de control cPanel, Softaculous con más de 200 aplicaciones preinstaladas, posibilidad de instalar gratis certificados SSL, seguridad proactiva y seguros garantizados gracias a la tecnología CloudLinux con CageFS. Lo mejor es que que nos preguntes por el plan que más se ajusta a lo que estás buscando. Además ofrecemos garantía de satisfacción durante 30 días, por lo que si no te satisface nuestro servicio plenamente, podrás cancelarlo recuperando todo tu dinero. 

Otros proveedores de hosting igualmente buenos y que desde MEDIAKIA recomendamos tras haber probado de primera mano todos ellos son Raiola, Webempresa y SiteGround

¡No dejes tu página en manos de cualquiera!

 

La atención al cliente a través de WhatsApp Business

Desde su aparición en el año 2009, el crecimiento de WhatsApp ha sido imparable. De ello dan fe sus 1200 millones de usuarios en todo el mundo, y a pesar de sus habituales caídas en el servicio, resiste con fuerza el empuje de apps más capaces y seguras como Telegram. Ya se sabe, quien golpea primero golpea 2 veces.

Desde hace algo más de un año también tenemos la oportunidad de disfrutar de WhatsApp Business, la versión empresarial de la aplicación y que es cada vez más utilizada a la hora de establecer contacto con las marcas. ¿Recuerdas un artículo que publicamos hace unos meses sobre los chatbots? En WhatsApp Business hay mucho de ello.

El cometido de la app es simple: facilitar la comunicación entre clientes y marcas. A su favor cuenta con lo bien implementada que está a nivel usuario, podemos decir que son pocas las personas que no utilicen WhatsApp. Por tanto, es una opción amigable para poder interactuar por su sencillez.


Cómo instalar WhatsApp Business

Si ya lo has hecho con la versión estándar, que seguro que sí, has de seguir los mismos pasos para configurar Whatsapp Business. La aplicación ya está disponible para iOS, ya que en un principio solo se lanzó en Android.

Independientemente de si dispones de un número móvil o un fijo, WhatsApp Business te mandará un SMS o hará una llamada para verificar el número. Te estarás preguntando si puedes usar tu número de móvil de siempre con la aplicación. La respuesta es afirmativa, pero tu perfil pasará a ser de empresa y no podrás usar ese número en ambas apps. La recomendación es emplear un número diferente al propio para WhatsApp Business. La oferta de las operadoras es muy variada y siempre puedes decantarte por un prepago incluso para ello. Te recomiendo que tantees la opción de buscar una OMV o solicitar incluso a tu operador una prepago. Si eres efectivamente autónomo o empresa, habla con ellos para obtener una segunda línea con buenas condiciones.


Configurar los datos

Una vez que tengas la app con tu número, podrás rellenar los datos de tu empresa, dirección, horario, email y página web. ¿Sabías que también puedes configurar mensajes automáticos para tus clientes? Por ejemplo, si alguien te escribe fuera de horario comercial puedes enviarles una respuesta automatizada, o diseñar un atractivo mensaje de bienvenida. También puedes configurar una respuesta automática en el caso que alguien haya hecho una consulta, tipo mensaje de agradecimiento. Se trata de hacer que estas herramientas resulten lo más humanas posibles cuando no son atendidas por una persona.


Observar estadísticas

Quizás una de las funciones más útiles con la que nos encontramos en WhatsApp Business es la de las visualizar estadísticas, es decir, analizar cuáles son los momentos del día en los que se reciben más consultas, o más mensajes entregados y recibidos. Estos datos pueden llevarse luego sobre la mesa y analizarse para reajustar las posibilidades de nuestro negocio. No funciona igual una pizzería que una tienda de ropa.


¿Cómo funciona?

¿Sabes usar WhatsApp? Pues saber usar su versión empresarial. Eso sí, has de tener en cuenta que con este tipo de perfil no podrás contactar con nadie a no ser que él lo haya hecho previamente contigo, por lo que si quieres probar WhatsApp Business, mejor lo hagas con un teléfono que no sea el tuyo de siempre.


Las ventajas de usar WhatsApp Business

Obviamente son claras. La primera ventaja es que consigues ponerte al nivel del cliente y hablar su mismo idioma, algo que utiliza a diario y que tendrá muchas posibilidades de manejar bien. Escribir un email es una odisea para algunos si solo necesitan realizar una consulta rápida.

Para ti como empresario o emprendedor son obvias las demás ventajas resultan obvias. Llevas el teléfono siempre encima, por lo que podrás reducir bastante el tiempo de respuesta. Al ser una app similar a la estándar, no necesitas ningún aprendizaje previo. Y tal y como puedes hacer con la versión estándar, también puedes utilizar esta desde el escritorio del ordenador por medio de WhatsApp Web u otras apps como Franz o IM+ si utilizas Mac. O bien tirar de las versiones oficiales de WhatsApp para ordenador que puedes descargar aquí, ya sea Windows o Mac.

Y hemos de tener en cuenta que probablemente nuestro perfil de empresa también se encuentre en Facebook. Si así es, piensa que desde el año 2014 la red social de Marck Zuckerberg es propietaria de WhatsApp. Ya sabes, blanco y en botella. Las redes sociales tienen un potencial fantástico en el mundo empresarial y aunque seas un pequeño autónomo siempre puedes valorar lanzarte a la conquista de este tipo de redes. WhatsApp Business es una posibilidad más de aumentar tu nicho de mercado, invitar a que contacten contigo y, en definitiva, tener mayor presencia.