¿Conoces Google Home? Desvelamos sus secretos y te damos un truco

[vc_row][vc_column][vc_single_image image=»3027″ img_size=»full» alignment=»center» style=»vc_box_shadow_3d»][vc_column_text css=».vc_custom_1537784097710{margin-bottom: 0px !important;}»]Seguramente ya sabes que Google, como empresa, se encuentra detrás de muchísimos gestos cotidianos. Probablemente utilices su buscador para encontrar un contenido de cualquier temática, la reseña de un restaurante de tu interés, o el camino más corto para llegar a tu destino de vacaciones. Google ha democratizado el acceso a la información, y ahora pretende hacer lo mismo con su nuevo asistente. Sí, hablamos de su altavoz inteligente Google Home, que ha llegado este verano a España.

Has leído bien. Se trata de un altavoz inteligente con un diseño neutro y que pasa bastante desapercibido, por lo que cuadra perfectamente en cualquier tipo de ambiente. Y lo que es capaz de hacer, aunque ahora entraremos en más detalles, es ejecutar una serie de órdenes que le vamos a proporcionar con nuestra voz.

 

¿Para qué sirve Google Home?

Si lo resumimos de forma muy somera, Google Home podrá hacer toda aquello que le ordenemos. Puedes ordenarle consultar el pronóstico del tiempo, que busque canciones de los Rolling Stones en Spotify, que reproduzca una capítulo de Stranger Things en Netflix o que apague las luces del salón. Es, en definitiva, un mayordomo virtual que puede hacernos la vida más cómoda.

Este altavoz consigue lo mismo que puedes hacer con tu smartphone a través de Google Assistant pero a gran escala. Solamente hay que decir el comando «Ok Google» para que se active y se ponga a tu disposición.

Vayamos con más ejemplos: imagina que necesitas saber qué restaurantes hay próximos a tu domicilio y que te recomiende alguno. Solamente habría que vocalizar el comando y lanzar al aire «tengo hambre«. ¿O qué tal si le pides leerte las noticias, o te diga el tiempo que va a hacer antes de salir de casa? Sí, es posible.[/vc_column_text][mk_padding_divider size=»30″][vc_video link=»https://youtu.be/RJl8QGRBohM»][mk_padding_divider size=»30″][vc_column_text css=».vc_custom_1537784136719{margin-bottom: 0px !important;}»]

¿Cómo lo hace? 

Muy sencillo, gracias a un sistema de machine learning o aprendizaje automático. A medida que vamos interactuando con el dispositivo, este va aprendido sobre nosotros y nuestros intereses. Es decir, a mayor uso del altavoz mejor será la comprensión para el asistente, ya que se produce un proceso de feedback. Si te interesa saber más sobre este tema puedes echar un vistazo a nuestro artículo sobre Chatbots e inteligencia artificial.

 

¿Cómo es?

Google Home tiene forma cilíndrica y dispone de dos micrófonos y un sistema de tres altavoces que ofrecen la potencia necesaria para la reproducción clara de las peticiones que hagamos o de la música que queramos oír. La nitidez es adecuada y no se echan en falta esos bajos poderosos de los que pecan los altavoces pequeños. Los micrófonos recogen adecuadamente las órdenes incluso en condiciones dificultosas como el ruido ambiental.

 

¿Cómo funciona?

Para hacerlo funcionar solamente necesitas enchufarlo a la red eléctrica, conectarlo a la red Wi-Fi y descargar la aplicación Google Home en tu dispositivo Android o iOS.  Así de sencillo.

En su parte superior hay 4 leds que se activan al ejecutar el comando de «Ok Google«. Y por lo demás, su funcionamiento es muy intuitivo. Acostumbrarse a manejarlo es más un juego que otra cosa y los momentos de diversión que proporciona cuando le troleamos dan para unas risas. Sí, sabe contar chistes y cantar canciones. Y si te aburres puedes preguntarle cosas absurdas, como su lugar de nacimiento o sobre Siri, la asistente de Apple.

 

¿Y la privacidad?

Bien, has caído en la cuenta de que estarás continuamente interactuando con una inteligencia artificial y no es alocado preguntarse: ¿puede espiarnos el asistente? ¿está escuchando continuamente lo que decimos? 

Desde Google, reiteran poseer una estricta política de privacidad y aseguran que el dispositivo solo se activa cuando decimos el famoso comando «Ok Google«, pero nada más. No tenemos por qué desconfiar de ellos, aunque bien es cierto que el asistente trabaja con aplicaciones de terceros que no pertenecen a las de Mountain View. Hemos puesto anteriormente el ejemplo de Spotify o Netflix y cada vez se van sumando más a la lista para ampliar las posibilidades de su altavoz. Desconocemos cuáles son al dedillo las políticas de todas estas empresas, si bien Google exige siempre que quienes trabajen con ellos sean al menos igual de respetuosos con la privacidad de los usuarios.

Si no lo haces, también sería interesante que empezaras a proteger tu privacidad por ti mismo/a en la medida de tus posibilidades. Con ello queremos decir que es recomendable que vayas eliminando de vez en cuando todo rastro que vayas dejando en tu Google Home al igual que lo haces periódicamente con tu navegador de internet.

Te explicamos cómo hacerlo a continuación.

 

Cómo borrar las conversaciones del Google Home

Accede preferentemente desde un ordenador e inicia sesión con la misma cuenta de Google con la que tienes configurado el dispositivo. Dirígete a tu foto de perfil en la esquina superior derecha y haz clic sobre ella. Encontrarás un enlace denominado «Privacidad». Pulsando sobre él podrás acceder a tu «Cuenta de Google», a la derecha del todo.

Aparecerán tres columnas. La central se llama «Información personal y privacidad». Desliza hacia abajo hasta encontrar «Mi Actividad > Ir a mi actividad». Y ahora, en la parte izquierda podrás ver un enlace que dice «Eliminar actividad por». Este apartado te muestra todas las búsquedas realizadas desde tu cuenta, incluyendo las del Google Home. Pulsa sobre «Eliminar» y habrás acabado.

 

¿Dónde comprar Google Home?

Puedes hacerlo directamente desde la página de Google, y aprovechar que su precio ha bajado a los 129 euros desde los 149 con los que aterrizó en nuestro país. Si tu presupuesto es más ajustado puedes adquirir la variante Google Home Mini por solo 49 euros, que igualmente te ofrece buenas prestaciones pero debido a su tamaño no te ofrecerá la misma calidad de audio al reproducir música. Está pensado más como un verdadero asistente que como un equipo completo de audio. A su favor, es más pequeño y discreto, en detrimento de la calidad del audio. Pero eso sí, posee solo 173 gramos de peso y es capaz, como su hermano mayor, de recordarte si has de llevar el coche al taller.

[/vc_column_text][mk_padding_divider size=»50″][vc_column_text css=».vc_custom_1537788988561{margin-bottom: 0px !important;}»]

Especificaciones técnicas del Google Home

Dimensiones
Diámetro: 9,62 cm   Altura: 14,17 cm Peso: 477 gr

Colores
Blanco y con tela de color gris pizarra

Formatos de audio compatibles
HE-AAC • LC-AAC

Conexión inalámbrica
Wi-Fi 802.11b/g/n/ac (2,4 GHz/5 GHz)

Altavoz
Controlador de 2 in + radiador pasivo dual de 2 in

Alimentación
16,5 V a 2 A

Puertos y conectores
Conector de CC

Sistemas operativos compatibles
Android – iOS

 

Cuéntanos también tú un poquito ¿utilizas Google Home? ¿cómo han sido tus experiencias?[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][/vc_column][/vc_row]

Chatbots: ¿qué son? ¿cuáles son sus utilidades en marketing?

[vc_row][vc_column][vc_single_image image=»1965″ img_size=»full» alignment=»center» style=»vc_box_shadow_3d» css_animation=»none»][vc_column_text css=».vc_custom_1535731672933{margin-bottom: 0px !important;}»]Si hay una herramienta que cada vez está más en boga, esa es sin duda el chatbot. Su etimología es curiosa: la primera parte de la palabra nos evoca a la comunicación, al chat clásico, mientras que la segunda nos recuerda bastante a la de robot. Efectivamente, un chatbot no es más que una forma de comunicación en la que interviene un usuario físico y otra parte que es robotizada. No, no pienses en un artefacto, sino en un software informático que ejecuta algunas órdenes de manera automática.

Los chatbots tienen múltiples ventajas y las empresas tienden a utilizarlos con mayor frecuencia para ciertos servicios de diversa índole. Pensemos en la atención al cliente de ciertos portales web de compañías relacionadas con los viajes. La comunicación con los chatbots permite la resolución de cuestiones sencillas, aunque cada vez tienen mayor capacidad para abordar cuestiones más complejas. Normalmente una persona que interactúa con uno sigue siempre un mismo patrón de preguntas, por lo que las respuestas son bastante previsibles y fáciles de planificar para quien programe el chatbot. Ahora bien, tal y como hemos apuntado, el uso de la inteligencia artificial va permitiendo ganar en complejidad, superando la barrera entre robots y humanos.[/vc_column_text][mk_padding_divider][vc_column_text css=».vc_custom_1537784593809{margin-bottom: 0px !important;}»]

¿Qué utilidades tienen?

Tal y como hemos mencionado, nos pueden permitir ofrecer a nuestros clientes una atención directa disponible en cualquier hora y en cualquier momento sin necesidad, a priori, de intervención humana. Si tienes cuenta en Facebook, por poner un ejemplo, te habrás dado cuenta que al comenzar a seguir a algún tipo de página,  se te ha abierto una ventana de Facebook Messenger de forma automática. Algunos chatbots simplemente te dan la bienvenida y se ponen a tu disposición, otros te solicitan más información para poder adaptarse a tus intereses como cliente.

Por tanto, un chatbot es una utilidad con una clara orientación comercial y de marketing, aunque no es exclusiva de estos campos. Sectores como el turismo hacen uso de estos chatbots para gestionar reservas de hoteles, tal y como hace Booking.com,  o agilizar el proceso de embarque a líneas aéreas. KLM, curiosamente también holandesa, lo ha implementado ya, de tal manera que puedes recibir información como cuál es tu puerta de embarque o si el vuelo sufre alguna incidencia. Simplificar más para crecer mejor.[/vc_column_text][mk_padding_divider][vc_column_text css=».vc_custom_1537784615383{margin-bottom: 0px !important;}»]

¿Cuáles son las ventajas?

Lógicamente, permiten una atención continua que se revela muy útil. Si hay algo que  la era  Internet permite es la disponibilidad permanente de información, es decir, «lo quiero saber y tengo la respuesta». La disponibilidad 24/7 es uno de sus puntos fuertes, razón por la que disponer de una herramienta como esta es tan importante para cualquier empresa que quiera prestar un buen servicio.

Asimismo, un chatbot destaca por su sencillez: órdenes directas y respuestas claras.  Esto nos llevaría a hacernos algunas preguntas interesantes.  Aparte de lo que ya hemos mencionado, ¿cuáles son otras de sus utilidades en marketing?

 

Chatbots y marketing, usos cotidianos

  • Gestionar las compras: Este tipo de Inteligencia Artificial tiene una clara vocación de mercado y se perfila como una gran ayuda a la hora de realizar una compra. Pongamos un ejemplo sencillo: vas a comprarte un smartphone y lo quieres con unas características concretas, por ejemplo, no gastar más de 300 euros y que tenga incorporada dual SIM. Normalmente irías analizando tu búsqueda uno por uno. Sin embargo, un chatbot te puede filtrar los resultados si le das las indicaciones precisas. Otra utilidad muy habitual: has visto unas gafas de sol por la red, pero por cualquier causa no has podido finalizar el proceso de compra. En ese supuesto, el chatbot de esa marca te puede recordar que tienes el carrito con varios objetos pendientes de pago. Los más insistentes, si ves que no has acabado el proceso y la cosa se demora, te ofrecen además un código de descuento.
  • Dar soluciones concretas: Necesitamos encontrar un restaurante en una ciudad que no conocemos. ¿Has probado a preguntarle a Siri? Sí, la asistente de Apple no deja de ser un chatbot. Basta con alzar el iPhone y lanzar la cuestión. No solo te localizará los que tienes más próximos, sino que te informará acerca de cómo puedes llegar, cuánto vas a tardar, su rango de precios, el tipo de cocina y las valoraciones de los clientes.
  • Registrar un producto o presentar una reclamación: Hay empresas que han implementado chatbots en Facebook, de tal manera que puedes introducir el número de serie para ejecutar la garantía de lo que has comprado, o simplemente solicitar asistencia técnica. Soluciones eficaces para el comercio del siglo XXI.
  • Generar contenido: Dispones de una suscripción a un medio de comunicación digital y quieres que te mantenga al tanto de informaciones de temáticas específicas. En esta ocasión el chatbot enviará notificaciones a tu dispositivo móvil para invitarte a leer los nuevos contenidos que se vayan publicando en ese medio.

Como puedes comprobar, los chatbots están en alza. Son muy habituales y cada vez lo serán más.  No podemos decir que están en pañales, ya que el desarrollo de los mismos se verá fomentado por los avances en Inteligencia Artificial. Es un tipo de software capaz de aprender sobre los gustos y necesidades del usuario, de tal manera que a medida que se usan, son más eficaces. Sí, tienen capacidad de aprendizaje, de tal manera que consiguen “aprender” a medida que van interactuando con el usuario.

 

¿Quiénes pueden utilizarlos? ¿son algo exclusivo de las grandes marcas?

Nada más lejos de la realidad. Son programas que pueden ser ejecutados por una multinacional gigantesca o por un simple blogger. Además de ello, su forma de programar se ha simplificado tanto que en aplicaciones de uso cotidiano como Telegram tenemos a nuestra disposición cientos de ellos.

En definitiva, sus posibilidades de personalización, sus estrategias de uso y el gran potencial que proporcionan a las marcas, hacen de ellos una herramienta interesantísima en una Internet cada vez más comercial, que nos permite disponer de cualquier cosa en cualquier lugar. ¿Por qué no aprovecharlos como recurso para tu marca?

 

¿Qué opinas de los chatbots? ¿qué experiencias has tenido hasta ahora con ellos? Déjanos tu opinión en los comentarios.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]