La importancia de hacer una buena búsqueda de palabras clave: Estrategias, herramientas y consejos

[vc_row][vc_column][vc_single_image image=”4547″ img_size=”full” alignment=”center” style=”vc_box_shadow_3d” css_animation=”none”][vc_column_text css=”.vc_custom_1542380637870{margin-bottom: 0px !important;}”]Cuando comienzas a llenar de contenido tu blog personal o tu pequeña tienda online no solo importa lo que estás poniendo, que también, sino cómo lo haces para posicionar adecuadamente. ¿Recuerdas nuestro artículo sobre Google Penguin? Pues la entrada de hoy tiene mucha relación con ella, ya que hablaremos sobre las palabras clave y cómo podemos utilizarlas para conseguir visitas. Porque queremos que los lectores vengan aquí y no al sitio de la competencia.

En primer lugar debemos saber qué son las “palabras clave”. Podríamos definirlas como aquellas que guardan relación directa con la temática de un sitio en concreto, aquellas que resultan atractivas para los lectores y se suelen utilizar para hacer búsquedas. Aquellas que van a hacer de imán para un sitio en la red, y si queremos resumirlo en una sola frase, podemos afirmar que las palabras clave son aquellas  que un usuario introduce en la caja del buscador para llegar a una web.

Como este blog tiene carácter divulgativo de no excesiva complejidad, vamos a tratar el tema de la manera más sencilla posible, porque las keywords darían para un curso completo de SEO.

 

¿Son importantes las palabras clave?

Quizás podríamos pensar que las palabras clave son solo aquellas que tienen relación directa con la temática de nuestro sitio. Sí, es cierto, pero hay que saber mirar algo más allá. Vamos a tratar de ilustrar con un ejemplo sencillo y claro.

Jesús quiere poner una tienda online de zapatillas deportivas para que la gente compre sus productos. Lo lógico es pensar que las palabras clave para su sitio sean “zapatillas deportivas”. Bien, prueba a poner esas dos palabras en Google. La búsqueda arroja 131 millones de resultados, y probablemente la tienda de Jesús no aparecerá en la primera pagina de búsqueda de Google. ¿Quién manda en esa primera búsqueda? Amazon y otras marcas poderosas, no la futura tienda virtual de Jesús.

 

Las dudas y el miedo

¡Pobre Jesús! Sabe que con esas palabras clave su proyecto de tienda no va a ser atractivo para los buscadores. Pero en su mano está acertar con una selección de palabras clave y conseguir subir peldaños en la pirámide de Google.

brainstormingUno de los factores a tener en cuenta es el nombre del dominio que haya elegido nuestro amigo emprendedor. Aunque no es que tenga demasiada determinación, todo cuenta. Puede probar a buscar un dominio libre en el que se haga referencia directa a lo que vende. No sirve de mucho, al menos en un principio, que su dominio se llame “mariposasdecolores.info”, por poner un ejemplo.

Lo ideal, antes de ir avanzando en su proyecto, es ir haciendo una buena lista de palabras clave, primero genéricas y luego más concretas, que hagan de su sitio un lugar atractivo para las visitas. ¿Qué haríamos en el caso de Jesús? Coger papel y boli y empezar con un proceso de lluvia de ideas de todo aquello que se me ocurra con las zapatillas deportivas: zapatillas, correr, deporte, maratón, running, trail… Una buena idea es, además, preguntar a algunos conocidos cómo buscarían en Google tu sitio. Pueden darte buena información casi sin darte cuenta.

 

Avanzando, toca trillar

Los campesinos son sabios y separan el grano de la paja. Jesús habrá de hacer lo mismo e ir depurando aquellas palabras que no le aporten demasiado. Porque lo que le interesa es que la gente llegue fácil, y puede que las palabras clave con las que posicione bien sean “zapatillas deportivas baratas para entrenar”. Porque Google es muy sabio y si la tienda de Jesús vende modelos de 60 euros para arriba, los clientes no le encontrarán. No tiene mucho sentido que alguien llegue a ese lugar y se encuentre con un producto que no desea. Google lo analizará como un resultado fallido y lo mandará más abajo en el posicionamiento. ¿Te acuerdas del pingüino de Google?

Analizar las palabras clave no es un proceso demasiado complejo, pero requiere sentarse con calma e ir purgando. Para ello debo tener claro cómo es mi sitio, cómo lo estoy proyectando, cómo quiero que me encuentren y qué voy a hacer para que una vez dentro no se vayan.

 

2 consejos fáciles

Jesús sabe utilizar Google de manera básica y observa con sorpresa que la búsqueda de “zapatillas deportivas” da lugar a que aparezcan millones de páginas. Pero hoy va a aprender este truco en MEDIAKIA con el que va a aprender a hacer lo que hacen los demás.

En la caja de búsqueda de Google pondrá allintitle: zapatillas deportivas azules. La búsqueda ya no arroja 189 millones, se ha reducido a solo 26 millones. ¿Qué saca en conclusión? Está viendo cuáles son las páginas que han se han currado un título con esas palabras clave. Y ese es el proceso, analizar lo que hacen los demás, estudiarlo y hacer de lo tuyo algo tan bueno como lo de ellos.

Jesús ha aprendido de rebote otro concepto, que es mejor acotar búsquedas que hacerlas demasiado genéricas. Esto lo ha llevado, sin él saberlo, a las long tails. Son búsquedas con varias palabras que posicionan muy bien. Por eso sabe que con “zapatillas” no va a ser nadie, pero que con “mejores zapatillas baratas para correr 10 kilómetros” va a ganarse a un sector muy concreto de público.

Y como este tema da para mucho, la próxima entrada del blog profundizará con mayor detalle en aquellas herramientas específicas que nos pueden ayudar a depurar aún más las palabras clave. Así que no nos falles, porque pasaremos lista.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te lo contamos todo sobre Gutenberg, el nuevo editor para WordPress

[vc_row][vc_column][vc_single_image image=”3576″ img_size=”full” alignment=”center” style=”vc_box_shadow_3d” css_animation=”none”][vc_column_text css=”.vc_custom_1538150985230{margin-bottom: 0px !important;}”]La imprenta de Gutenberg va camino de cumplir 600 años y no cabe duda de que fue el invento que revolucionó la Edad Moderna y dio el definitivo impulso a la expansión de la cultura. Allá donde llegaban los libros llegaba el conocimiento y, con él, más seres humanos libres e inteligentes.

Y nada menos que el nombre del orfebre de Maguncia para dar vida al nuevo editor para WordPress. Quizás no estés muy familiarizado con este CMS (o sistema de gestión de contenidos), pero gracias a él se escriben miles y miles de páginas webs (este blog es una de ellas). Es tan popular por su relativa facilidad de uso, al alcance de cualquier internauta medio, y por ofrecer unos resultados excelentes a poco esmero que se le dedique. Sus distintas opciones de configuración, widgets o plugins pueden llegar a hacer que nuestro blog o página web tengan un aspecto espectacular.

 

¿Qué es el editor Gutenberg?

Se trata de una nueva vuelta de tuerca que pretende hacer de la edición de nuestro espacio en la red algo más intuitivo, fácil y cómodo de usar. Si bien WordPress en una primera instancia no es demasiado complejo, a medida que profundizamos en él puede ser necesario tener conocimientos de lenguaje de programación, algo que no está al alcance de cualquiera. Si conoces el sistema Medium, Gutenberg trata de acercarse a él, pero con entidad propia. Y apunta alto, porque se implantará de manera nativa de aquí a poco.

Evidentemente, vivimos en la sociedad de la inmediatez, la del “lo quiero y lo quiero ya“. Y no podemos permitirnos el lujo de acometer una aprendizaje costoso. Gutenberg pretende proporcionar los mecanismos necesarios para que tanto el aspecto visual de nuestras páginas y la forma en la que son construidas, sean mucho más sencillas. No nos engañemos, todo entra por los ojos. Y lo que Gutenberg pretende es que nuestros contenidos multimedia se puedan estructurar de una forma más sencilla para seguir provocar un buen impacto en nuestros lectores invirtiendo en ello menor cantidad de tiempo.

Con estas premisas, Gutenberg hará posible construir páginas con menos complicaciones, de forma más intuitiva y eficaz, consiguiendo mayor ahorro de tiempo y ayudando a causar una buena impresión a nuestros lectores. Piensa en la cantidad de buen tráfico que puedes generar si consigues montar algo visualmente apetecible y que verse sobre una temática atractiva y que apetezca visitar.

 

¿Cómo funciona Gutenberg? 

La clave son los bloques o piezas de contenido, como lo llaman sus autores. Su funcionamiento hace de WordPress un gestor más fácil de utilizar porque se trabajará arrastando y soltando elementos, algo mucho más cómodo que lo ofrecido hasta la fecha y que nos evitará estar perdidos entre marañas de textos y códigos.

Este nuevo sistema ya era utilizado con anterioridad por numerosos plugins y se revela muy eficaz, ya que cada bloque, que podemos compararlo a un párrafo, puede ser editado de manera independiente. Suponiendo que necesites que parte de un texto tenga unas características muy concretas, podrás aplicar los cambios directamente sobre el mismo. Será posible trabajar con multitud de objetos: vídeos de YouTube, tweets, listas, imágenes o tablas.

 

Lo importante, centrarse en el contenido

Esa es la misión del equipo que trabaja en este editor. Trabajar sin distracciones ni complicaciones para que puedas centrarte en lo verdaderamente importante, conseguir un contenido de calidad. Por cierto, ¿te perdiste nuestra entrada sobre SEO de la semana pasada? Muy importante que no la descuides, ya que analizamos de tu mano la importancia de no hacer contenidos solo bonitos, sino buenos. Recoge el espíritu de editores markdown como Ulysses, limpieza allá por donde mires.
La función de añadir bloques en Gutenberg consigue dotar de dinamismo el proceso de, por ejemplo, elaborar un artículo. Puedes configurar estos bloques a tu gusto para que todo el proceso se hace más ameno. Quizás sus autores no lo hayan hecho queriendo, pero muchas veces Gutenberg nos hace pensar que estamos escribiendo sobre Word. A modo de ejemplo, uno de los botones que se ha añadido es el de deshacer los cambios realizados. A poco que hagas alguna prueba, verás que hay ciertas semejanzas.

 

Trabajando con bloques, muy sencillo

Cuando actives el Modo visual, que es el que tiene mayor atractivo, puedes desplazar bloques fácilmente. Y cuando resaltas uno de ellos, se te abren muchas opciones interesantes como alineaciones, sangrados o incluso la posibilidad de insertar tablas de texto sin miedo a descuadrarlo todo, es decir, cada bloque con su propia barra de herramientas independiente.

Hay una serie de bloques comunes que son:

  • Párrafo
  • Encabezado
  • Lista
  • Imagen
  • Cita
  • Imagen de fondo
  • Galería
  • Audio
  • Archivo
  • Vídeo

De la misma manera, también encontramos bloques de formato, elementos de diseño, widgets e incrustados, cada una con sus opciones de configuración y personalización al gusto. ¿Ves como puedes trabajar a lo bestia con este sistema?

La idea principal de este editor es que los contenidos se vayan colocando tal y como se generan, es una especie de folio en blanco donde comenzar a trabajar. Y si vas cambiando de opinión con respecto a lo que escribes o quieres hacer modificaciones independientes, cada bloque no interferirá sobre los demás. Cosas fáciles para personas que publican bien y bonito. La sociedad de la información trepidante lleva a hacerlo a la de ya y sin fallos. Gutenberg se lo ha propuesto con sus bloques configurables.

No solo han proyectado un potente editor, sino que su versión móvil no desmerece en absoluto a la matriz. ¿Una edición rápida mientras estás en el autobús? Hazlo sin miramientos y a sabiendas de que no va a quedar mal. Porque con Gutenberg puedes hacer más cosas, pero con menos plugins que antes. Restar para sumar.

 

¿Cuándo estará disponible?

Ya es posible utilizar Gutenberg como plugin, aunque se activará por defecto con la versión 5.0 de WordPress. No temas si no te gusta, siempre podrás utilizar el editor clásico si no te acostumbras a su forma de trabajar. Ya se hablaba de agosto como fecha previsible, sin embargo ahora se estima que será a final de año, o a principios del siguiente cuando Gutenberg comience a hacernos compañía.

Si te atreves a probarlo, cosa muy recomendable, puedes activarlo ya mismo y hacerlo incluso con una demo con la que puedes hacer tus propias pruebas y hacerte una idea clara de cómo es. La verdad es que llama la atención en cuanto a lo que hemos comentado: hay sensación diáfana, se intuyen buenas sensaciones y cambios en cuanto a la hora de trabajar. Quizás podamos incluso decir que democratiza la tarea de elaborar el contenido. Cualquier persona es capaz de crear proyectos interesantes gracias a esta nueva vuelta de tuerca.

¿Qué nos depara el futuro? 

Serán los propios usuarios los que deban dictar sentencia: si Gutenberg es un digno candidato a enterrar progresivamente al editor clásico que lleva años acompañándonos o, por el contrario, todo queda en meros fuegos de artificio. No tiene pinta de parecer un sistema de trabajo muerto, es más, pensamos que puede ser la puerta que nos empuje a hacer las cosas de forma distinta, sin tanto artificio inútil y yendo hacia lo productivo, lo práctico y lo eficaz.

Porque ahora no se trata de lo que haces, sino de que haciendo lo que haces seas capaz de ahorrarte tiempo y quebraderos de cabeza. La necesidad de lo inmediato ha de terminar por imponerse y Gutenberg será el acicate necesario para ello, si bien el tiempo será juez y parte. Y tras más de 30 revisiones del proyecto, en el que se ha ido depurado, van camino de conseguir algo grande.

 

¿Piensas que este nuevo editor será tan revolucionario como se espera? Nos encantará que nos dejes tu comentario y nos digas si ya lo has probado.

 

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]