Estos son los contenidos que mejor funcionan en las redes sociales

No cabe duda de que las redes sociales tienen un importante impacto en nuestro consumo diario de Internet. Tampoco es un secreto que cualquier marca necesita tener presencia en ellas sí o sí para seguir creciendo.

Nacidas como una vía de comunicación interpersonal, el desembarco del sector empresarial las ha convertido en un puente entre marcas y consumidores finales. Nada más hay que ver cómo nosotros, tus amigos de MEDIAKIA, tenemos presencia en Twitter, Facebook o Instagram, por poner solo tres ejemplos.

Y si hay algo que como usuarios valoramos mucho es el contenido que estas marcas, o incluso otros usuarios, vuelcan en las redes sociales. Hay fórmulas que funcionan sí o sí y otras que, sin embargo, ya caducaron. Hoy vamos a dedicar nuestro artículo a hablar sobre el tipo de contenidos que consiguen captar mejor la atención de los usuarios. 

 

Contenido en forma de preguntas

Si hay algo que engancha, aparte de un buen contenido, son las preguntas no retóricas. Supongamos por ejemplo que nuestra cadena de comida rápida favorita te pide que respondas si su nuevo menú te resulta apetecible por 5,95 euros. Se estará generando un feedback a través del cual el anunciante tratará de recabar información sobre los gustos de su público. Es una buena manera de hacer un estudio de mercado por poco dinero.

O ya no se trata solamente de eso. Si detrás de la marca hay un CM capaz de enganchar al público y de lanzar preguntas que apetezca mucho responder, logrará multiplicar el impacto. Una conocida marca de cerveza de Andalucía tiene un CM en Twitter que arrasa incluso entre quienes odian su cerveza.

 

Imágenes y vídeos impactantes

Siempre decimos que vivimos en una sociedad icónica, en la que las imágenes destacan como elemento diferenciador. Una buena imagen, bien compuesta, con mensaje y gancho hace que dejes de hacer scroll con el ratón. Y con el impacto no queremos referirnos a contenido polémico, (¿recordáis las campañas publicitarias de Benetton en los 90?), sino las que por su propia composición constituyen una forma excelente de generar mensajes y otras interacciones.

 

Listados

A fin de cuentas son una manera clara de organizar la información, o dicho de otra forma, de darle al consumidor un contenido «masticado», fácil de digerir y por tanto, de compartir. A todos nos encantan las listas tipo, «completa esta relación de restaurantes baratos y buenos en Madrid». ¿Por qué? Porque las listas son una forma muy sencilla de hacernos partícipes de una experiencia.

 

Titulares con un «ni se te ocurra»

Hace relativamente poco tiempo empezaron a aparecer contenidos muy populares en las redes sociales en los que se enunciaba: «Ni se te ocurra visitar Cádiz por estas razones». Era un clickbait de manual, uno esperaba encontrar una lista en la que se enumerase el por qué de no visitar ese destino y sin embargo, era todo lo contrario: «No vayas porque hay mucho jaleo en la calle», y se glosaba el buen ambiente de las terrazas de verano.

 

Imágenes de personas populares

Un recurso que viene del mundo publicitario y que sigue funcionando. Si detrás de ese contenido hay un famoso, y esa persona es de nuestro interés, sí o sí pararemos a ver lo nos cuentan de ella. Ya no es tanto que ese famoso trate de vendernos algo o de anunciar un producto, puede que simplemente prentenda compartir una foto de sus vacaciones donde podamos verlo junto a la familia o en un ambiente relajado. ¿Hay que recordar cuántos seguidores tiene en Instagram Paula Echevarría?

 

Tutoriales breves

¿Cuántas veces has visto en las redes esos vídeos rápidos de recetas que se hacen en un minuto? La puesta en escena, la aparente sencillez de su elaboración y los resultados siempre espectaculares son una mina de generar clics. Los consumidores queremos cosas fáciles que además entren por los ojos, no tanto que nos lo cuentes sino que lo veamos. A buen entendedor…

 

Comparativas

Muy típico del nicho tecnológico, poner frente a frente dos cámaras fotográficas o dos teléfonos móviles y contar pros y contras de cada uno. Se suelen presentar en formato vídeo y son material fácil de consumir, además de su utilidad como asesoramiento frente a futuras compras. Sí, reconoce que has mirado muchos de estos vídeos antes de comprar algo. Y pasa lo mismo con los vídeos tipo «unboxing». Te ofrecen una sensación similar a la de comprar algo sin hacerlo, saber cómo es y convencerte para que te decidas en una futura compra… o no.

 

Memes y GIFS

Un contenido ameno, divertido, que nos hace esbozar normalmente una sonrisa y por tanto, carne de cañón para compartir. Muy típico de personas que utilizan las redes sociales como puro divertimento, sin pretensiones de ningún tipo ni el afán de impulsar una marca en Internet.

¿Crees que estos son los contenidos que mejor funcionan en las redes sociales? ¿Está todo ya visto o nos sorprenderemos con nuevas forma de consumir información?