Los 4 mejores bancos de imágenes gratuitos

Existe un hecho innegable en la sociedad digital, y es que esta es totalmente icónica. Lo que entra por los ojos es lo más atractivo. Tal vez el contenido no tenga demasiada relevancia o no haya sido trabajado en exceso, pero si al menos está bien presentado, nos llama la atención.

Por eso, sí o sí, si tienes un blog o quieres dar visibilidad a tu marca en internet has de hacer uso de imágenes. Y no, no vale cualquiera. Qué menos que ofrecer un mínimo de calidad y que esta no se limite a una simple búsqueda en Google. Pero cuando buscamos directamente imágenes desde nuestro navegador podemos encontrarnos con algunos problemas. Por un lado está el problema de la licencia, y por otro, que serán fotos utilizadas hasta la saciedad o tendrán marcas de agua.

Son muchas las forografías que están protegidas por derechos de autor, por lo que es recomendable no meterse en berenjenales y hacer uso de aquellas imágenes que tienen una licencia libre de derechos, de tal manera que puedas usarlas con total libertad e incluso aplicarles algunas modificaciones, como un recorte.

Nada más engorroso que encontrarse con una batalla jurídica por temas de derechos. Por tanto, para hacer buen uso de las imágenes tenemos varias opciones:

  • Hacer tú mismo las fotos. No es una mala opción, sobre todo si tienes un equipo fotográfico. Con ello te aseguras conseguir unas imágenes totalmente únicas y personalizadas. Y créeme, no es necesario hacer una gran inversión. Con un smartphone con unas lentes aceptables y alguna app de edición se pueden conseguir imágenes muy decentes. Simplemente hay que tener algo de sensibilidad e imaginación.
  • Pagar por las licencias. Hay bancos de imágenes en los que pagas por hacer uso de sus fotografías, opción que me parece totalmente conforme. Los fotógrafos tienen que vivir y a mediante el uso de estas herramientas estamos contribuyendo a que se reconozca una labor, ya que a fin de cuentas se demanda a un profesional una tarea y este recibe una contraprestación por hacer su trabajo.
  • Utilizar bancos de imágenes gratuitos. Me paro en esta opción porque es muy interesante. Existen multitud de bancos de imágenes con licencia Creative Commons. Con estos bancos puedes hacer uso de las imágenes sin temor a recibir una notificación judicial por vulneración de derechos, aunque hay distintos tipos de licencias. Has de usar las de tipo «Reconocimiento – Compartir Igual», de tal manera que puedas modificarlas al gusto, incluso para propósitos comerciales.


4 bancos de imágenes gratuitos para tu blog

Veamos ahora cuáles son los bancos de imágenes gratuitos que puedes usar bien para inspirarte o bien para utilizar los recursos que ponen a tu disposición.

Unplash

Es mi favorito. Destaca por la calidad de sus trabajos y su extenso catálogo. Casi cualquier imagen que busques estará allí y con unos estándares de realización muy altos. Aunque está en inglés, tiene un buscador de imágenes, además de una ordenación por categorías. Simplemente escribe el término que desees buscar en inglés, descarga la imagen y utilízala.

Como «de bien nacidos es ser agradecidos«, a la hora de descargar la imagen te aparece la opción de agradecer públicamente tanto en Facebook como en Twitter a la persona que se ha encargado de realizarla. No cuesta nada y puede suponer bastante para el artista. Te enamorará.

Albumarium

Destaca por sus apetecibles fotos, por su categorización y por la posibilidad de utilizar sus recursos libremente. No tiene un catálogo de momento muy extenso, anda sobre las 1.100 fotografías, pero puedes encontrar material interesante. Muy recomendable.

Gratisography

Su nombre lo dice todo, pero tiene algo que lo hace muy interesante: puedes encontrar fotos diferentes, nada convencionales y con un punto algo más atrevido o gamberro. Muchas de sus fotos son realmente originales y divertidas y pueden servir para llamar notablemente la atención de tu público. No dejes de visitarlo.

Life of Pics

Material de muy buena calidad que puedes utilizar con libertad. Tiene un buscador por palabras clave y categorías agrupadas. Merece la pena que lo visites. Además cuenta con otra sorpresa por si quieres ir un poco más allá: tiene su versión para vídeos cortos. Puede ser un buen aliciente para tu blog incluir alguno. Lo mejor es que visites su web y te inspires.


Ya no tienes excusas para ilustrar debidamente los artículos de tu blog o los apartados de tu página. Como has visto, puedes salir cámara en mano y realizar las fotografías tú mismo, pagar a otros fotógrafos por hacer uso de sus trabajos o utilizar los bancos de imágenes gratuitas que hay a tu disposición, pero siempre has de centrarte en captar la atención de quien te lee y las imágenes no dejan de ser un factor indispensable a tener en cuenta. Haz que tu sitio apetezca ser visitado, lo demás vendrá solo.

Cómo redactar contenidos mucho más rápido

La tarea de la escritura digital es apasionante. Llegué a ella de forma un poco casual y, poco a poco, he ido haciéndome un huequecito en este sector hasta el punto de que ahora escribo para varios medios. También me hacen encargos como copywriter y la cantidad de temas que he llegado a tocar es grande, algunos con más fortuna que otros.

A decir verdad, escribir es un proceso en el cual estás en continuo aprendizaje. De hecho, creo que disto mucho de ser un buen escritor y estoy continuamente buscando la manera de hacerlo mejor. Para ello, leo a otras personas y tomo aquellos trucos que creo que me pueden servir.

La entrada de hoy va a resultar interesante para todos los que al igual que yo os dedicáis teclear: cómo conseguir generar contenidos con más rapidez. No se trata de dar 210 ppm en el teclado, me ruboriza decir que escribo con 2 dedos, sino de no perder el tiempo escribiendo.

 

La tiranía de la pantalla blanca

Sí, sentarse ante el ordenador sin saber cómo vas a llenar de contenido esa pantalla es un reto. Pocas veces me siento ante el ordenador sin saber lo que voy a hacer. Pueden pasar minutos en los que las musas no se despiertan y además el cronómetro está corriendo. El tiempo que pasas ante la pantalla sin escribir es tiempo perdido y, por tanto, ingresos que no se generan. Tu tiempo como escritor vale dinero, tanto como tus contenidos.

De un tiempo a esta parte, y si me da mucho miedo la pantalla blanca, utilizo un editor a la antigua usanza, on line y gratuito. Écha un vistazo a su web y anímate, quieras o no puede servirte de revulsivo ante la pantalla de tu WordPress.

 

Las ideas llegan solas

Sí, muchas veces me inspiro para escribir en cualquier ocasión. Puede ser dando un paseo, conduciendo o en la cama. No dejes escapar esas oportunidades, anótalas en algún lugar y ya las tienes ahí. Normalmente las apunto en la app Notas de mi iPhone, si bien en cualquier smartphone hay aplicaciones similares.

Si te sientas ante el ordenador con unos bocetos, probablemente sepas como ir dándoles forma y engarzándolos. Hemos dicho que a escribir se aprende dándole a las teclas y cuanto más lo hagas, más rápido generarás contenido.

 

Sigue un esquema

A la hora de sentarme a escribir, y si lo estoy haciendo en WordPress, sigo siempre el mismo patrón. Pongo el título, la metadescripción, etiquetas, categoría y finalmente, hago el contenido. Las imágenes, subrayados, negritas y enlaces normalmente los dejo para el final.

Es muy importante que nunca entregues un trabajo sin haber hecho una minuciosa revisión, ya no por el tema de las faltas de ortografía, que son imperdonables, sino por las erratas. Se cuelan cuando menos lo esperas y algunas de ellas son capaces de resistir las revisiones.

 

Ayúdate de buenas herramientas

Hace unos meses hablábamos de la necesidad de tener unas pautas que seguir, y os recomendaba un buen calendario editorial. No puedo más que seguir insistiendo en ello. Tener muy claro cuándo has de escribir para poder entregar a tiempo, hará que te planifiques tu horario.

Calendarios editoriales hay bastantes, si bien uno de mis favoritos es Trello, que tiene una versión gratuita que funciona muy bien y es la que yo uso. Puedes tenerlo en tu ordenador y teléfono y su uso es muy visual y sencillo.

 

Acomoda tu espacio

El hecho de escribir en un ordenador portátil me permite hacerlo en los lugares más insospechados. He llegado a hacerlo desde una lavandería mientras esperaba que mi edredón estuviese listo, escribo en muchas terrazas mientras tomo café o en una plaza pública tomando el sol mediterráneo.

Pero en casa he de liberarme de cosas que me puedan hacer perder el tiempo. Apago la televisión, libero la mesa de material que me distraiga y me enchufo los auriculares con algo que me motive. Normalmente funciona, y si por la razón que sea, veo que no soy productivo, o me cambio de ubicación o lo dejo para más tarde.

 

Aprovechar momentos muertos

Al escribir desde casa, puedo disponer de mucho tiempo para hacerlo. No duermo la siesta y suelo levantarme temprano. Puede que a las 7 de la mañana tenga ya bastante material escrito. Hay muchísimo tiempo disponible para escribir, si bien tengo una máxima: no desatenderé otras cosas que también requieren mi tiempo. Estas cosas son la familia y mis aficiones. Por esa razón, cuando me siento ante el ordenador voy a tope de concentración para poder sacar todo lo que hay en mí. Que digo yo, que algo bueno habrá.

 

¿Qué hacer si…?

  • No estoy motivado: salir a pasear.
  • No controlo el tema: documentarme o rechazarlo.
  • Estoy cansado: dormir y dejarlo para luego.
  • No fluye la narración: levantarme.
  • Necesito inspiración: Leo a otros redactores.
  • Un tema me motiva mucho: Ponerle corazón.

En definitiva, la escritura es algo apasionante y escribir más rápido para sacar contenido con mayor fluidez solo tiene un secreto: seguir escribiendo. Eliud Kipchoge no corre los 42 kilómetros de la maratón en poco más de 2 horas saliendo a trotar 10 minutos a la semana.

Cómo generar enlaces para SEO, todo lo que debes saber

Hablar de páginas web es hacerlo de enlaces. O si me lo permitís, de hipervínculos, si bien este término parece haber quedado algo caduco. Son quizás la gracia de Internet. Nos permiten la posibilidad de navegar por apartados o de redirigirnos a otra página casi sin darnos cuenta. Cuando dejes de navegar, probablemente te encuentres en una página que nada tiene que ver con la primera que estabas visitando.

Si tienes un blog o una página web, deberás tener en cuenta que la manera en la que trates tus enlaces podrá ayudarte a generar tráfico y también a aparecer más arriba en los motores de búsqueda. Si no prestas atención a los enlaces no serás atractivo para Google, y lo que es peor, para tus lectores. Solo si inviertes en hacer un buen link building, conseguirás resultados apetecibles. Por eso, veamos algunos conceptos y pautas interesantes para generar buenos enlaces SEO.

 

La autoridad, factor clave

Todos tenemos claro que la palabra autoridad proporciona empaque, y en las páginas web no viene a ser menos. La autoridad de un dominio consiste en el valor que Google otorga a una web. Si tu página posee enlaces que provienen de sitios de confianza, de sitios web bien posicionados y a poder ser relacionados con la temática de nuestro sitio, la autoridad de tu dominio crecerá.

No, no tiene mucho sentido que tu página de reformas y construcciones enlace a la del burguer de tu cuñado. Será mucho mejor si lo hace a sectores relacionados con obras, herramientas, arquitectos… Y a todo esto, amigo lector, le podemos denominar relevancia. No es tan complejo de entender.

 

Cantidad vs calidad

Sí o sí, ya tengas un blog o una tienda online, está claro que debes captar enlaces en otros medios que redirijan hacia tu sitio web. Mejor 5 que 2, pero andémonos con cuidado, ya que no se trata de acaparar por acaparar. Prioriza siempre los enlaces por su calidad, en vez de buscar una mayor cantidad. Un buen enlace puede tener más valor a los ojos de Google que 100 enlaces de mala calidad (es una realidad, no exageramos).

Esto también es aplicable a la hora de introducir enlaces en nuestra propia página. Mucho mejor 3 enlaces bien escogidos y hacia portales con autoridad, que 6 que hagan que tu lector se pierda y termine por abandonarte. Cuanto más tiempo pase contigo, mejor. Los enlaces deben apuntar directamente al sitio donde el lector quiere llegar, no tiene ningún sentido que el anchor text, o texto del enlace, anuncie una cosa pero te termine llevando a otra.

 

La confianza

Tomemos este término (también llamado Trust Flow) como un indicador de la calidad de una web en una escala del 0 al 100 y que sirve para medir la equivalencia de enlaces que lleva un sitio web. Para Google, puede que tu blog en un principio no tenga mucha confianza porque está en estado primigenio, no tiene enlaces de calidad o lo actualizas poco. Sin embargo, es sabido que Google siempre da mayor confianza a las páginas que poseen algún enlace insertado en webs de universidades, sitios gubernamentales, o instituciones de prestigio. Es complicado, pero si logras que te inserten un enlace en alguna de ellas (siempre hay algunas páginas educativas .edu más accesibles) tendrás un buen padrino a los ojos de Google!

 

Evitar intermediarios

Los links deben ir directo al grano, sin rodeos necesarios. Si para llegar a un sitio el lector necesita hacer clic 3 veces, no estoy facilitándole las cosas ni la navegación, con lo que las posibilidades de abandono aumentan. Una de las cosas que más valoran los internautas es la de no perder el tiempo. No querrás que se vayan ¿no?

 

¿Y quién va a querer enlazarme?

He ahí el problema, desde la soledad de tu blog has de conseguir que otras paginas te enlacen y que te ayuden a conseguir visitas. No es cuestión de un día ni existen fórmulas mágicas para conseguirlo. Pero no sufras, se consigue si te tomas en serio tu trabajo. Internet es un lugar de oportunidades, pero las fórmulas milagrosas y rápidas no existen. En el momento en que una página con autoridad te enlaza, has conseguido algo enorme.

 

Oro, el contenido es oro

A nadie se le ocurriría lanzarse a montar una página de algo que no domine, al menos a la brava y sin ayuda. Cuando escribimos sobre algo debemos saber de lo que hablamos, o al menos, haber realizado una labor de documentación exhaustiva. Por eso, y a modo de breves consejos, anota los siguientes:

 

  • Ofrece contenido de calidad, distinto, fresco, innovador o que use un lenguaje atractivo. Para hacer lo mismo que hacen los demás, lo mejor es que no lo intentes, porque ¿qué estas ofreciendo tú para que se fijen en ti que no oferten los demás?
  • Creando contenido de calidad consigues relevancia, y eso te ayuda a convertirte en una autoridad. Ser una autoridad conlleva que se fijen en ti y, por tanto, que te enlacen más. La cuadratura del círculo. El problema, lleva tiempo y sobre todo, trabajo. Mucho.

 

Teje una red

Nada mejor que estar en contacto con otras páginas de contenido similar y conseguir que te enlacen. Es una forma simbiótica de atraer tráfico, así que puedes empezar a moverte por lugares como LinkedIn y solicitar a tus contactos una ayudita. Nadie nace con estrella y muchos de los grandes sitios tuvieron comienzos nada fáciles. Probablemente la colaboración de los contactos tuvo mucho que ver para su despegue.

 

No olvides jamás las redes sociales

En el artículo anterior hablábamos de cómo generar contenidos para las redes sociales, y vimos la importancia que estas tienen a la hora de mover público. Si tu blog, por pequeño que sea, quiere comenzar a escalar posiciones ha de estar en todas las redes sociales que sea posible siempre que puedas permitirte gestionarlas adecuadamente y sean utilizadas por tu público objetivo. Si no puedes hacerlo, céntrate solo en una. Las redes sociales ya han perdido parte del contenido lúdico con el que nacieron para ser un otro gigantesco de comunicación. Piensa a lo grande, ¿verdad que las grandes marcas e influencers están en Instagram y Twitter? Pues toca aplicarse.

Y esto es así porque gran parte de nuestro tiempo lo pasamos en estos lugares, ya no tanto en páginas webs. Entras en Twitter y te enteras de todo, y si quieres leer con más detalle una noticia tan solo necesitar haces clic en un enlace.

 

Que haya fluidez

Sí, quizás este consejo no está relacionado directamente con los enlaces SEO, pero determina en gran medida el éxito de un lugar: No abandones tu blog, publica contenido de manera periódica, no dejes espacios eternos de tiempo a tus lectores sin nada que echarse a los ojos. ¿Irías a un bar que abre un día a las 8 , otro a las 10, y luego descansa sin previo aviso 2 días?

 

A modo de conclusión

No hay fórmulas mágicas, sí mucho trabajo por delante. Gran parte de los empleos actuales se gestionan a través de las redes. Internet ya no es ese submundo con aura de cuasi clandestinidad de los 90. Es un lugar plagado de oportunidades y la tuya tal vez esté ahí. Recuerda estas pautas, puede que no sepas mucho de SEO, pero lo importante es hacer las cosas con cierto sentido común y darlo todo por alcanzar tus objetivos. No pienses en grande, ¡piensa en GIGANTE!

 

¿Cómo podemos afinar en la búsqueda de palabras clave? Google Trends y SEMrush

[vc_row][vc_column][vc_single_image image=»4659″ img_size=»full» alignment=»center» style=»vc_box_shadow_3d» css_animation=»none»][vc_column_text css=».vc_custom_1542986100685{margin-bottom: 0px !important;}»]La semana pasada hablábamos sobre la importancia de saber manejar bien las palabras clave. Son fundamentales a la hora de posicionar adecuadamente cualquier tipo de contenido y ayudan a que nuestra web no quede relegada a posiciones postreras.

Por ello, aprendimos la importancia de usar palabras claves con cierto sentido y con una longitud adecuada (denominadas longtails), así como a colocarlas en lugares representativos, como los títulos. Esta semana hemos decidido avanzar un poco más y hablaros de un par de herramientas sencillas de usar y que sin lugar a dudas os ayudarán posicionar mejor en Internet. Hablamos de Google Trends y de SEMrush

 

¿Qué es Google Trends?

A estas alturas deberías saber que Google es mucho más que un buscador (quizás esta parte sea la punta del iceberg). Vayamos en primer lugar a eso de Trends. Su significado es «Tendencia», y como tal, hace referencia aquello que más fuerte está pegando en un determinado momento.

Google Trends funciona de manera muy obvia. Solo has de usar la caja de búsqueda para saber cuál es la popularidad de una palabra o conjunto de ellas. Observarás su evolución en el tiempo por medio de una gráfica y te dará también una idea de cuáles son las zonas desde las cuales se ha buscado con mayor frecuencia esa palabra, lo que se denomina interés geográfico. Finalmente te ofrecerá algo que si bien no es tan gráfico, no deja de ser interesante (y mucho): las palabras relacionadas con esa búsqueda.

Si te fijas, con solo estas tres herramientas tienes más que suficiente para saber «por dónde van los tiros». En primer lugar cuentas con la gráfica de popularidad de las palabras, con un percentil del 0 al 100 que te ayuda a saber si un término de búsqueda ha destacado sobre los demás. Simplemente prueba a buscar la palabra «Apple», referida al gigante tecnológico. Su pico más alto se da en el mes de septiembre, que es cuando realizan sus keynote o conferencias en las qye muestran al mundo sus nuevos dispositivos. A poco que seas curioso, observarás que también es en fechas navideñas donde tienen otro pico de actividad. En esas fechas muchas personas quieren comprar a Apple.

Google Trends es una herramienta poderosa, fácil de usar y muy gráfica. Muchas veces es quizás olvidada, aunque su potencial es enorme porque la información que puede proporcionarnos, referida a las búsquedas relacionadas, es de mucho interés. ¿Recuerdas que la semana pasada hablábamos del negocio de zapatillas deportivas de Jesús? Si nuestro amigo Jesús usara Google Trends se daría cuenta de que la búsqueda «zapatillas deportivas» le va a indicar otras tendencias que están por explorar, aquellas que más suben, otras que empiezan a caer en desuso y, en términos generales, cuáles van a ser los términos de búsqueda más utilizados por los usuarios.

Sí, posicionar bien nuestro sitio no es llegar a la cima y dormirse, es un acto de continua mutación para saber adaptarse a lo que el público demanda. Y si no estás ahí, tus visitas empezaran a caer.

 

SEMrush, la importancia de las palabras claves

La otra herramienta que veremos esta semana es SEMrush, aunque en primer lugar vamos a conocer qué es el SEM. Son las iniciales de Search Engine Marketing, y hace referencia a la acción de marketing en los buscadores. Sí, amigo lector, internet está muy monetizado. Ya no es aquel crisol de informaciones que en el siglo pasado posicionaba gracias a las metaetiquetas. Las empresas pagan por aparecer en las primeras posiciones.

SEMrush te permitirá analizar las palabras clave por las que está posicionada una web. Puedes acceder a SEMrush desde cualquier navegador y realizar búsquedas por sitios o palabras claves, además de por zonas geográficas. Está disponible en castellano y su uso es gratuito, si bien sus funciones más interesantes están limitadas a los planes de suscripción. Por tanto, quizás te merezca la pena pagar para tener todas las funcionalidades si vas a hacer un uso intensivo de ella.

Si Jesús hace una búsqueda de su tienda de zapatillas orientada a España porque no vende al extranjero, en SEMrush tendrá información valiosa de primera mano. Podrá utilizarlo para comprobar cómo posiciona su sitio en comparación con otros comercios deportivos. SEMrush puede llegar a abrumar en un principio porque proporciona mucha información, y puede que te veas desbordado. No importa, poco a poco te irás acostumbrando y entenderás qué quieren decir los diferentes parámetros que aparecen en pantalla.

Pero como este artículo hace hincapié en las palabras clave, ciñete al estudio de estas. SEMrush nos dice de manera clara cuáles son aquellas que funcionan bien, aquellas que nos están haciendo perder visitas, o las que nos reportan beneficios económicos. Jesús, a poco que siga leyendo el blog de MEDIAKIA y se dedique unas horas a estudiar los datos de SEMrush, podrá advertir que tiene mucho tráfico proveniente de este término de búsqueda: «zapatillas para trail running en mojado». Como avispado que es, deducirá que quizás sea un buen momento para elaborar un artículo en su blog haciendo una comparativa entre varios modelos de estas zapatillas, y si ya es capaz de hacerlo de manera atractiva, sin marear al lector, podrá mantener un flujo constante de público hacia su tienda.

SEMrush permite analizar a nuestros competidores, las palabras claves que utilizan, las que no utilizan, las que les proporcionan más tráfico… Una labor de espionaje de la que podemos sacar mucho partido de manera obvia. Ya hemos dicho que no se trata solo de construir una web y entender que con ello has tocado ya la cima. Hay una importante labor de centinela que no debemos obviar después.

Las palabras claves son por tanto la llave para que la gente venga a nuestro sitio antes que al del vecino y con SEMrush podemos analizarlas de una forma curiosa. Al hacer una búsqueda, esta herramienta nos indicará el Coste por Clic o CPC, es decir, el coste que nos supondrá cada clic que alguien haga en nuestro anuncio si lo que decidimos es invertir en publicidad posicionando esa palabra clave. Lógicamente la gracia está en conocer las tendencias para poder sacar un buen beneficio con aquello que está en el candelero. Conociendo el CPC y la tendencia de búsqueda de esas palabras podremos afinar de una manera más adecuada y evitar perder el tiempo lanzándonos de cabeza a un nicho que puede haber dejado de interesar.

 

A modo de recapitulación

El carácter de este blog es divulgativo, por tanto no entramos en detalles muy profundos sobre estos temas. Simplemente pretendemos que conozcas las herramientas disponibles a la hora de mantener vivo un sitio web. No te agobies, es mejor empezar poco a poco e ir ampliando los campos de trabajo. No vas a hacerte rico con tu blog, pocos lo han conseguido y ninguno de los que lo ha hecho ha sido gracias al azar. Hay mucho trabajo detrás, que sin embargo, puede darte para vivir de ello si te lo planteas como una actividad seria.

No descuides tus palabras claves, analiza las tendencias y pasa muchas horas escudriñando resultados. A fin de cuentas, es un trabajo como otro más y como tal habrás de hacerlo bien.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

La importancia de hacer una buena búsqueda de palabras clave: Estrategias, herramientas y consejos

[vc_row][vc_column][vc_single_image image=»4547″ img_size=»full» alignment=»center» style=»vc_box_shadow_3d» css_animation=»none»][vc_column_text css=».vc_custom_1542380637870{margin-bottom: 0px !important;}»]Cuando comienzas a llenar de contenido tu blog personal o tu pequeña tienda online no solo importa lo que estás poniendo, que también, sino cómo lo haces para posicionar adecuadamente. ¿Recuerdas nuestro artículo sobre Google Penguin? Pues la entrada de hoy tiene mucha relación con ella, ya que hablaremos sobre las palabras clave y cómo podemos utilizarlas para conseguir visitas. Porque queremos que los lectores vengan aquí y no al sitio de la competencia.

En primer lugar debemos saber qué son las «palabras clave». Podríamos definirlas como aquellas que guardan relación directa con la temática de un sitio en concreto, aquellas que resultan atractivas para los lectores y se suelen utilizar para hacer búsquedas. Aquellas que van a hacer de imán para un sitio en la red, y si queremos resumirlo en una sola frase, podemos afirmar que las palabras clave son aquellas  que un usuario introduce en la caja del buscador para llegar a una web.

Como este blog tiene carácter divulgativo de no excesiva complejidad, vamos a tratar el tema de la manera más sencilla posible, porque las keywords darían para un curso completo de SEO.

 

¿Son importantes las palabras clave?

Quizás podríamos pensar que las palabras clave son solo aquellas que tienen relación directa con la temática de nuestro sitio. Sí, es cierto, pero hay que saber mirar algo más allá. Vamos a tratar de ilustrar con un ejemplo sencillo y claro.

Jesús quiere poner una tienda online de zapatillas deportivas para que la gente compre sus productos. Lo lógico es pensar que las palabras clave para su sitio sean «zapatillas deportivas». Bien, prueba a poner esas dos palabras en Google. La búsqueda arroja 131 millones de resultados, y probablemente la tienda de Jesús no aparecerá en la primera pagina de búsqueda de Google. ¿Quién manda en esa primera búsqueda? Amazon y otras marcas poderosas, no la futura tienda virtual de Jesús.

 

Las dudas y el miedo

¡Pobre Jesús! Sabe que con esas palabras clave su proyecto de tienda no va a ser atractivo para los buscadores. Pero en su mano está acertar con una selección de palabras clave y conseguir subir peldaños en la pirámide de Google.

brainstormingUno de los factores a tener en cuenta es el nombre del dominio que haya elegido nuestro amigo emprendedor. Aunque no es que tenga demasiada determinación, todo cuenta. Puede probar a buscar un dominio libre en el que se haga referencia directa a lo que vende. No sirve de mucho, al menos en un principio, que su dominio se llame «mariposasdecolores.info», por poner un ejemplo.

Lo ideal, antes de ir avanzando en su proyecto, es ir haciendo una buena lista de palabras clave, primero genéricas y luego más concretas, que hagan de su sitio un lugar atractivo para las visitas. ¿Qué haríamos en el caso de Jesús? Coger papel y boli y empezar con un proceso de lluvia de ideas de todo aquello que se me ocurra con las zapatillas deportivas: zapatillas, correr, deporte, maratón, running, trail… Una buena idea es, además, preguntar a algunos conocidos cómo buscarían en Google tu sitio. Pueden darte buena información casi sin darte cuenta.

 

Avanzando, toca trillar

Los campesinos son sabios y separan el grano de la paja. Jesús habrá de hacer lo mismo e ir depurando aquellas palabras que no le aporten demasiado. Porque lo que le interesa es que la gente llegue fácil, y puede que las palabras clave con las que posicione bien sean «zapatillas deportivas baratas para entrenar». Porque Google es muy sabio y si la tienda de Jesús vende modelos de 60 euros para arriba, los clientes no le encontrarán. No tiene mucho sentido que alguien llegue a ese lugar y se encuentre con un producto que no desea. Google lo analizará como un resultado fallido y lo mandará más abajo en el posicionamiento. ¿Te acuerdas del pingüino de Google?

Analizar las palabras clave no es un proceso demasiado complejo, pero requiere sentarse con calma e ir purgando. Para ello debo tener claro cómo es mi sitio, cómo lo estoy proyectando, cómo quiero que me encuentren y qué voy a hacer para que una vez dentro no se vayan.

 

2 consejos fáciles

Jesús sabe utilizar Google de manera básica y observa con sorpresa que la búsqueda de «zapatillas deportivas» da lugar a que aparezcan millones de páginas. Pero hoy va a aprender este truco en MEDIAKIA con el que va a aprender a hacer lo que hacen los demás.

En la caja de búsqueda de Google pondrá allintitle: zapatillas deportivas azules. La búsqueda ya no arroja 189 millones, se ha reducido a solo 26 millones. ¿Qué saca en conclusión? Está viendo cuáles son las páginas que han se han currado un título con esas palabras clave. Y ese es el proceso, analizar lo que hacen los demás, estudiarlo y hacer de lo tuyo algo tan bueno como lo de ellos.

Jesús ha aprendido de rebote otro concepto, que es mejor acotar búsquedas que hacerlas demasiado genéricas. Esto lo ha llevado, sin él saberlo, a las long tails. Son búsquedas con varias palabras que posicionan muy bien. Por eso sabe que con «zapatillas» no va a ser nadie, pero que con «mejores zapatillas baratas para correr 10 kilómetros» va a ganarse a un sector muy concreto de público.

Y como este tema da para mucho, la próxima entrada del blog profundizará con mayor detalle en aquellas herramientas específicas que nos pueden ayudar a depurar aún más las palabras clave. Así que no nos falles, porque pasaremos lista.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te lo contamos todo sobre Gutenberg, el nuevo editor para WordPress

[vc_row][vc_column][vc_single_image image=»3576″ img_size=»full» alignment=»center» style=»vc_box_shadow_3d» css_animation=»none»][vc_column_text css=».vc_custom_1538150985230{margin-bottom: 0px !important;}»]La imprenta de Gutenberg va camino de cumplir 600 años y no cabe duda de que fue el invento que revolucionó la Edad Moderna y dio el definitivo impulso a la expansión de la cultura. Allá donde llegaban los libros llegaba el conocimiento y, con él, más seres humanos libres e inteligentes.

Y nada menos que el nombre del orfebre de Maguncia para dar vida al nuevo editor para WordPress. Quizás no estés muy familiarizado con este CMS (o sistema de gestión de contenidos), pero gracias a él se escriben miles y miles de páginas webs (este blog es una de ellas). Es tan popular por su relativa facilidad de uso, al alcance de cualquier internauta medio, y por ofrecer unos resultados excelentes a poco esmero que se le dedique. Sus distintas opciones de configuración, widgets o plugins pueden llegar a hacer que nuestro blog o página web tengan un aspecto espectacular.

 

¿Qué es el editor Gutenberg?

Se trata de una nueva vuelta de tuerca que pretende hacer de la edición de nuestro espacio en la red algo más intuitivo, fácil y cómodo de usar. Si bien WordPress en una primera instancia no es demasiado complejo, a medida que profundizamos en él puede ser necesario tener conocimientos de lenguaje de programación, algo que no está al alcance de cualquiera. Si conoces el sistema Medium, Gutenberg trata de acercarse a él, pero con entidad propia. Y apunta alto, porque se implantará de manera nativa de aquí a poco.

Evidentemente, vivimos en la sociedad de la inmediatez, la del «lo quiero y lo quiero ya«. Y no podemos permitirnos el lujo de acometer una aprendizaje costoso. Gutenberg pretende proporcionar los mecanismos necesarios para que tanto el aspecto visual de nuestras páginas y la forma en la que son construidas, sean mucho más sencillas. No nos engañemos, todo entra por los ojos. Y lo que Gutenberg pretende es que nuestros contenidos multimedia se puedan estructurar de una forma más sencilla para seguir provocar un buen impacto en nuestros lectores invirtiendo en ello menor cantidad de tiempo.

Con estas premisas, Gutenberg hará posible construir páginas con menos complicaciones, de forma más intuitiva y eficaz, consiguiendo mayor ahorro de tiempo y ayudando a causar una buena impresión a nuestros lectores. Piensa en la cantidad de buen tráfico que puedes generar si consigues montar algo visualmente apetecible y que verse sobre una temática atractiva y que apetezca visitar.

 

¿Cómo funciona Gutenberg? 

La clave son los bloques o piezas de contenido, como lo llaman sus autores. Su funcionamiento hace de WordPress un gestor más fácil de utilizar porque se trabajará arrastando y soltando elementos, algo mucho más cómodo que lo ofrecido hasta la fecha y que nos evitará estar perdidos entre marañas de textos y códigos.

Este nuevo sistema ya era utilizado con anterioridad por numerosos plugins y se revela muy eficaz, ya que cada bloque, que podemos compararlo a un párrafo, puede ser editado de manera independiente. Suponiendo que necesites que parte de un texto tenga unas características muy concretas, podrás aplicar los cambios directamente sobre el mismo. Será posible trabajar con multitud de objetos: vídeos de YouTube, tweets, listas, imágenes o tablas.

 

Lo importante, centrarse en el contenido

Esa es la misión del equipo que trabaja en este editor. Trabajar sin distracciones ni complicaciones para que puedas centrarte en lo verdaderamente importante, conseguir un contenido de calidad. Por cierto, ¿te perdiste nuestra entrada sobre SEO de la semana pasada? Muy importante que no la descuides, ya que analizamos de tu mano la importancia de no hacer contenidos solo bonitos, sino buenos. Recoge el espíritu de editores markdown como Ulysses, limpieza allá por donde mires.
La función de añadir bloques en Gutenberg consigue dotar de dinamismo el proceso de, por ejemplo, elaborar un artículo. Puedes configurar estos bloques a tu gusto para que todo el proceso se hace más ameno. Quizás sus autores no lo hayan hecho queriendo, pero muchas veces Gutenberg nos hace pensar que estamos escribiendo sobre Word. A modo de ejemplo, uno de los botones que se ha añadido es el de deshacer los cambios realizados. A poco que hagas alguna prueba, verás que hay ciertas semejanzas.

 

Trabajando con bloques, muy sencillo

Cuando actives el Modo visual, que es el que tiene mayor atractivo, puedes desplazar bloques fácilmente. Y cuando resaltas uno de ellos, se te abren muchas opciones interesantes como alineaciones, sangrados o incluso la posibilidad de insertar tablas de texto sin miedo a descuadrarlo todo, es decir, cada bloque con su propia barra de herramientas independiente.

Hay una serie de bloques comunes que son:

  • Párrafo
  • Encabezado
  • Lista
  • Imagen
  • Cita
  • Imagen de fondo
  • Galería
  • Audio
  • Archivo
  • Vídeo

De la misma manera, también encontramos bloques de formato, elementos de diseño, widgets e incrustados, cada una con sus opciones de configuración y personalización al gusto. ¿Ves como puedes trabajar a lo bestia con este sistema?

La idea principal de este editor es que los contenidos se vayan colocando tal y como se generan, es una especie de folio en blanco donde comenzar a trabajar. Y si vas cambiando de opinión con respecto a lo que escribes o quieres hacer modificaciones independientes, cada bloque no interferirá sobre los demás. Cosas fáciles para personas que publican bien y bonito. La sociedad de la información trepidante lleva a hacerlo a la de ya y sin fallos. Gutenberg se lo ha propuesto con sus bloques configurables.

No solo han proyectado un potente editor, sino que su versión móvil no desmerece en absoluto a la matriz. ¿Una edición rápida mientras estás en el autobús? Hazlo sin miramientos y a sabiendas de que no va a quedar mal. Porque con Gutenberg puedes hacer más cosas, pero con menos plugins que antes. Restar para sumar.

 

¿Cuándo estará disponible?

Ya es posible utilizar Gutenberg como plugin, aunque se activará por defecto con la versión 5.0 de WordPress. No temas si no te gusta, siempre podrás utilizar el editor clásico si no te acostumbras a su forma de trabajar. Ya se hablaba de agosto como fecha previsible, sin embargo ahora se estima que será a final de año, o a principios del siguiente cuando Gutenberg comience a hacernos compañía.

Si te atreves a probarlo, cosa muy recomendable, puedes activarlo ya mismo y hacerlo incluso con una demo con la que puedes hacer tus propias pruebas y hacerte una idea clara de cómo es. La verdad es que llama la atención en cuanto a lo que hemos comentado: hay sensación diáfana, se intuyen buenas sensaciones y cambios en cuanto a la hora de trabajar. Quizás podamos incluso decir que democratiza la tarea de elaborar el contenido. Cualquier persona es capaz de crear proyectos interesantes gracias a esta nueva vuelta de tuerca.

¿Qué nos depara el futuro? 

Serán los propios usuarios los que deban dictar sentencia: si Gutenberg es un digno candidato a enterrar progresivamente al editor clásico que lleva años acompañándonos o, por el contrario, todo queda en meros fuegos de artificio. No tiene pinta de parecer un sistema de trabajo muerto, es más, pensamos que puede ser la puerta que nos empuje a hacer las cosas de forma distinta, sin tanto artificio inútil y yendo hacia lo productivo, lo práctico y lo eficaz.

Porque ahora no se trata de lo que haces, sino de que haciendo lo que haces seas capaz de ahorrarte tiempo y quebraderos de cabeza. La necesidad de lo inmediato ha de terminar por imponerse y Gutenberg será el acicate necesario para ello, si bien el tiempo será juez y parte. Y tras más de 30 revisiones del proyecto, en el que se ha ido depurado, van camino de conseguir algo grande.

 

¿Piensas que este nuevo editor será tan revolucionario como se espera? Nos encantará que nos dejes tu comentario y nos digas si ya lo has probado.

 

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Optimizar textos SEO es sencillo si sabes cómo

 

[vc_row][vc_column][vc_single_image image=»3464″ img_size=»full» alignment=»center» style=»vc_box_shadow_3d»][vc_column_text css=».vc_custom_1537789086151{margin-bottom: 0px !important;}»]Tanto si estás familiarizado con las páginas web como si no, seguro que alguna vez has oído hablar del SEO. No son más que las iniciales en inglés de Search Engine Optimization y podríamos aventurarnos a decir que es lo que permite que una web posicione de manera más alta en un buscador. Ya se sabe: si no aparece en Google, no existe.

En este artículo vamos a darte unas pautas básicas para que aprendas cómo lograr que tu texto sea más apetecible para los buscadores, cuáles son las claves para hacer que aparezca en las primeras páginas y cuáles son los errores más frecuentes que ocurren a la hora de redactar un texto (y cómo evitarlos). Saber cómo trabajar nuestros contenidos para que gocen del beneplácito de los buscadores, nos ayudará a conseguir más visitas o más dinero, si lo tenemos monetizado.

 

¿Qué hay que hacer para conseguir un buen texto SEO?

textos SEONo pienses que se trata de hacer magia ni de poseer unos conocimientos técnicos complejos… cualquier persona con sentido común y teniendo muy claro lo que quiere comunicar convertirá cualquier texto en contenido de calidad. Sí, esa es la clave. El secreto de un buen posicionamiento web es que lo que haya dentro guste, esté bien estructurado, y tenga buenos y abundantes enlaces.

Ponerse frente a un editor de textos o frente a WordPress ha de ser igual que hacerlo ante un papel en blanco. Retrocede años atrás a cuando estabas en la escuela o instituto. Habrás realizado multitud de trabajos y redacciones y recordarás que si lo que entregabas al profesor o a la maestra no seguía un orden lógico, aquello terminaba en la papelera o lo que es peor, con una mala calificación.

Piensa en tus lectores, a quién va dirigido lo que quieres publicar. De nada sirve que emplees un lenguaje demasiado técnico si no lo explicas adecuadamente o si tu texto es divulgativo. Imagina que estás escribiendo un blog de historia para alumnos de secundaria y empleas un lenguaje que para ellos va a ser difícilmente comprensible. Adecua tus contenidos al perfil de las personas al que va dirigido. 

 

Una vez lo tengas claro, has de pensar bien en su estructura. Normalmente la mayoría de los textos siguen el guión de una novela: introducción, nudo y desenlace. Comienza tu texto «rompiendo el hielo» e introduciendo brevemente el tema. Este punto es importante, ya que ha de ser como un aperitivo: algo que te invite a seguir leyendo. Si has enganchado a quien te lee, tienes gran parte del trabajo realizado.

En uno o varios párrafos  desarrolla el tema que has elegido. Explica las ideas más relevantes, expón tu punto de vista de manera razonada y ve pensando cómo vas a cerrar el tema. Concluye invitando a que te sigan leyendo. Esta es quizás la clave: debes dar a quien te lee algo que no le da nadie. Es decir, contenido de calidad, originalidad y creatividad. No hay más misterio.

 

¿Cómo estructurar visualmente el texto SEO?

titulos h1 h2 h3¿Volvemos al cole? Cuando hacías tu redacción y se la entregabas al maestro, este la calificaba según unos criterios que él había pedido de manera previa. Pero claro, siempre llegaba algún compañero que no solo hacía una buena redacción (contenido de calidad), sino que además había hecho unos bonitos títulos. Él sacaba una gran nota porque además de ellos, solía incluso hacer un dibujo. Piensa de la misma manera a la hora de conseguir un buen posicionamiento SEO. Utiliza títulos y subtítulos, ya se sabe, el H1, H2, H3… Es la manera en la que estructuras y separas las diferentes partes. Sigue simplemente el orden lógico: H1 para idea principal o título, H2 como subtítulo y H3 como apartados.

La vista lo agradece porque aquello da sensación de orden y limpieza, un texto bien estructurado es de agradecer para quien te lee. Con ello conseguirás que a tus lectores les siga apeteciendo volver a leerte y por tanto, mayor tráfico de visitantes. Cuántas más visitas tengas, mejor para ti.

Haz uso de las negritas, pero sin pasarte. trata de que aparezcan en cada párrafo pero no lo resaltes todo, nunca menos de 4 palabras ni más de 10-12.

 

Es muy importante enganchar con el título

En gran parte es el responsable de que esa persona se quede enganchada a tu texto o pase de largo. Un  titular tiene que captar la atención de tu futuro lector. Imagina que estás escribiendo en tu blog de cocina y quieres que todos conozcan tu receta de patatas bravas, que te salen exquisitas. Si titulas la entrada como «Receta de patatas bravas», ya puedes hacerlas muy ricas que aquello tiene cero tirón. Sin embargo, si empleas un titular como «Las patatas bravas como nadie te las ha enseñado: aprende cómo», esto sí que invita a descubrir cómo las haces.

De igual forma has de rellenar el apartado «Descripción», que es lo que aparece justo debajo del título en los resultados de Google.  Si volvemos a las patatas bravas, haremos bien poniendo «Descubre cómo prepararlas en muy poco tiempo y por poco dinero» y haremos mal escribiendo «Mi receta de patatas bravas». Si tus patatas pican, tanto el título como la descripción deben picar más.

 

¿Cómo construir una buena URL?

estructura url wordpressLa URL viene determinada obviamente por tu dominio, y después se estructura de diversas formas. En la parte de la URL que tú puedes editar has de pensar en cómo la buscaría una persona en Google. Ya nos hemos cansado de patatas, así que vayamos a los aviones. Ahora has escrito una entrada en una web de aeronáutica para pilotos y has hecho un artículo excelente sobre la aproximación y aterrizaje al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Tu URL será efectiva si es así: www.pilotosenvuelo.com/aproximación-aterrizaje-madrid-barajas. Sin embargo, la URL será nada apetecible para Google si la estructuras de la siguiente forma: www.pilotosenvuelo.com/como-se-aterriza-correctamente-en-el-aeropuerto-de-madrid-barajas-con-un-airbus-a-320-200. En definitiva, elimina de la URL aquellas palabras que no aportan nada, como los artículos y las preposiciones. Predominancia de verbos en infinitivo, sustantivos y adjetivos. Y no te alargues excesivamente, no te beneficia.

 

La clave, las palabras clave

Es la idea principal sobre la que gira tu artículo y la razón por la que te buscarán. No vamos a extendernos demasiado, ya que el carácter de este artículo es más divulgativo que técnico, pero sí que podemos ofrecerte unos buenos trucos de andar por casa y que son efectivos. Tienes tu sitio web, que no es más que una tienda virtual de bisutería. Habrá quien ponga en Google «collares», otros que pongan «collares baratos» y otros que busquen «collares baratos para mujeres de 40 años».

Antes de escribir sobre las bondades de los productos de tu página, hazte una buena lista de palabras o frases clave. Piensa en lo que ofreces: Tienes una tienda virtual de bisutería casera, haces envíos a toda España, trabajas principalmente el esmalte, la plata y las conchitas de playa, resides en Bilbao y tus productos cuestan entre 5 y 90 euros. Ahora ordena las palabras claves de esta forma:

  • Bisutería económica
  • Pendientes, collares y pulseras de plata
  • Bisutería económica para regalar
  • Tiendas bisutería con envío a España
  • Diseños de pulsera
  • Regalos económicos en metal
  • Artesanía con conchas de playa

¿Lo ves más claro ahora? ¿Ves hacia dónde queremos ir? Pues nada más sencillo que aplicártelo para optimizar mejor los resultados y que tu comercio virtual esté bien posicionado.

palabras clave keywords

 

Recapitulemos lo aprendido sobre SEO

Recuerda que tan visible serás para Google como tan bueno sea tu SEO. Como puedes comprobar, no es algo que requiera de excesivos conocimientos técnicos, aunque sí requiere una buena planificación. Serán las visitas las que te harán darte cuenta de lo que el público demanda. Hay ocasiones en las que una entrada aparentemente bien preparada no tiene nada de éxito y otras, quizá las tocadas por la genialidad, y que en apariencia eran de relleno, tienen buena acogida. Eso sí, recuerda lo que siempre funciona: títulos apetecibles, buenas descripciones y correcto uso de títulos y subtítulos.

Puedes hacer posts todo lo largos que quieras, de hecho posicionan mejor, pero no son sinónimo de éxito. Nunca escribas dando rodeos ni con demasiada paja, los lectores huirán si perciben que aquello no les lleva a ningún sitio. Y muy importante: nunca copies contenido de otras webs, sé siempre original. Ahora que el asunto de los plagios está de actualidad en el ámbito académico, recuerda que Google penaliza el contenido duplicado y mandará tu página a posiciones inferiores en caso de realizar copias literales. Es algo que ocurre frecuentemente, de ahí la importancia de ser original. Por lo demás, esperamos que esta lectura te anime a generar buenos contenidos y que estos aparezcan en muy arriba en el buscador, no es tan difícil si  practicas y te pones en el papel de quien te lee.

 

¿Y tú? ¿estás enfocando bien tus estrategias? ¿qué haces para diferenciarte de tu competencia?[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]