Por nosotras, por la igualdad, por las mujeres

Uso del burkini
Igualdad hombres y mujeres

 

Siempre hemos sido diferentes. Sí, me refiero a nosotras, a todas las mujeres, pero no porque lo hayamos escogido, sino porque socialmente nos lo han impuesto. Por supuesto no me refiero a las diferencias físicas existentes entre un hombre y una mujer, sino al rol que ha tenido la mujer a lo largo de la historia, desde la que no podía sacar dinero desde una cuenta, ya que estaba a nombre de su padre o su marido, hasta la que tenía que ser ama de casa, porque para eso estaba la mujer, para prepararle la comida al hombre.

 

Presumimos de vivir en un país avanzado porque parece ser que aquí no se realiza la mutilación genital femenina. Sin embargo, no estamos tan lejos de esos países, al fin y al cabo hace nada hemos visto como en ciertas playas de Europa prohibían a una mujer bañarse con Burkini. Qué curioso. Creo recordar que no hace mucho, quizás unos 40 o 50 años en España, las mujeres en la playa tenían que ir tapadas hasta una medida, y no podían ser como aquellas turistas extranjeras que venían con sus innovadores bikinis. ¿Llegará el día en que seamos nosotras las que elijamos?

 

Somos mujeres y como tal no reclamamos más derechos que los hombres, sino que reclamamos aquellos derechos que a él le vinieron dados por naturaleza y a nosotras no. No paramos de ver en las noticias casos de mujeres que sufren agresiones a manos de sus parejas, de mujeres que desaparecen y que son agredidas sexualmente. ¿Es esto justo?

 

¿En qué clase de sociedad vivimos para tener que soportar esto? Pudiera parecer que estamos rodeadas de animales enfermos que deberían de estar en algún lugar, pero por supuesto no circulando por esta sociedad. ¿Es normal que yo como mujer sienta miedo cada vez que me voy a casa de madrugada? acaso, ¿cuando un hombre lo hace, siente miedo a cada persona que pueda ver, o cada ruido que escuche?. Estamos luchando por unos derechos que deberían de haber venido con nosotras al igual que con ellos, estamos luchando por una libertad que al hombre ya le ha venido dada, ¿por qué? ¿cual es la diferencia? 

 

No es necesario recordarnos en un día, porque todos los días son nuestros, y todos los días son de los hombres. Esto no pretende ser un artículo feminista en el que solamente se defiendan los derechos de las mujeres, es uno a través del cual lo único que pido es igualdad, es decir, ser igual que ellos. Sentir la misma tranquilidad que un hombre cuando un día se te hace tarde y vas caminando sola por la calle, cobrar lo mismo que ellos cuando ejercemos el mismo puesto, que no elijan por nosotras, que no creen las leyes hombres a los cuales el papel de la mujer en esta sociedad les resulte indiferente.

 

Autora: Lara Castro.

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    Alejandro (miércoles, 07 septiembre 2016 17:00)

    totalmente de acuerdo excelente artículo

  • #2

    @veganniballecter (miércoles, 07 septiembre 2016 23:15)

    Excelente artículo.

  • #3

    Lara Castro (sábado, 10 septiembre 2016 13:39)

    Me alegro de que compartamos opiniones, ojalá algún día esto cambie.