¿Olvidar o recordar?

¿Qué creéis que es mejor, simplemente olvidar, o recordar para que no se vuelva a repetir?

Si damos un pequeño paseo por la historia y retrocedemos las agujas del reloj pausadamente, nos percatamos de que han existido diferentes atrocidades que ni siquiera el ser humano es capaz de explicar, y lo peor de todo, es que nadie puede asegurar que no se vuelvan a repetir cosas similares. Porque el hombre es el único capaz de realizar más de una vez las mismas barbaridades, que acaban con la vida de otras personas sin pensar en el valor que ésta tiene. Retornando a una fecha muy cercana que seguro que todos conocen con el nombre de Alemania Nazi podemos hablar sobre una pequeña curiosidad. 

 

El movimiento que existió en Alemania, entre los años 1933 y 1945, con la llegada del Partido Nacionalista Obrero Alemán, de Adolf Hitler, ha dejado a muchas generaciones alemanas destrozadas y al mundo triste por la pérdida de tantas personas de origen judío. Muchos ni siquiera quieren recordarlo, otros en cambio, consideran que es muy importante tenerlo presente para que no vuelva a suceder nada similar en un futuro ya que aunque parezca algo imposible y muy lejano, no podemos olvidar que es del siglo pasado.

 

 El día 1 de Agosto de 1936, Hitler inauguró unos juegos Olímpicos para los deportistas alemanes donde los judíos no podían participar. Sin embargo, en Julio de 2015 hemos tenido el placer de disfrutar de algo maravilloso, y es que después de 70 años desde la Segunda Guerra Mundial, Alemania ha recibido a más de 2.000 judíos de todas partes de Europa para participar en esta festividad deportiva. Las personas que se han encargado de realizar estos juegos los llaman “Los juegos de la reconciliación”. 

 

Con el apoyo de la ministra Angela Merkel y el ministro de interior Thomas de Mazière, esto ha sido llevado a cabo como una forma de reconciliación con la ciudad, y es que probablemente no hubiesen elegido un país mejor en toda Europa para realizar esta fiesta, demostrando así que Alemania quiere participar en este acto de una manera muy positiva. 

 

Como todos sabemos el movimiento nazi fue una gran catástrofe dentro de la historia, pero actualmente, con sucesos de este tipo, podemos ver la cara de una ciudad arrepentida por los hechos terribles que cometió el mismísimo Hitler. A veces, escribimos palabras en un trozo de papel sin ni siquiera pararnos a pensar en el dolor físico y mental que todas aquellas personas han sentido, sometiéndose a cosas inauditas. Todo esto ha producido la angustia de una nación que ha quedado herida debido a unos años de locura irreversible, sin embargo, cuando algunos dicen que es mejor no mirar atrás, yo discrepo, creo que debemos tenerlo presente para no olvidar nunca jamás lo que se podría volver a repetir. ¿Y vosotros, estáis de acuerdo?


Autora: Lara Castro