¿Ser o no ser?

¿Qué ocurriría si el famoso “Ser o no ser” desmitificara al brillante William Shakespeare? 

¿Y si detrás de cada firma cuyo apellido corresponde al gran mito británico, se escondiese un pseudónimo oculto? 

Durante el siglo XIX las especulaciones de los “anti-stratfordianos”, es decir, de las personas que no defendían que el gran dramaturgo Shakespeare hubiese creado todas sus obras, creían que el verdadero autor era Christofer Marlowe. Sin embargo, todo esto, no son más que meras conjeturas, estudios que no desvelan esa pequeña gran curiosidad que probablemente podría cambiar algo en el mundo y sobre todo para una nacionalidad como Inglaterra, que como cualquier país no permitiría que por pequeñas hipótesis desapareciese un gran mito, o al menos quedase en un gran engaño durante tantos años creyendo algo que en realidad no es. Por ejemplo, piénsenlo fríamente, que ocurriría si ahora se corroborase que William Shakespeare simplemente era un comerciante y que todas las obras que él ha firmado con su nombre eran de otro autor exiliado que no podía publicarlas por motivos políticos. Tan solo con leer esas frases, suena mal, no es decoroso. Sin embargo, ¿Cómo alguien que jamás ha salido de Inglaterra, es capaz de redactar tan bien dialectos italianos, como en el Mercader de Venecia o Romeo y Julieta? Algunos dicen que pudo redactar tan bien eso porque en la corte estaba rodeado de alguna gente que pertenecía a Italia y que por eso podía conocerlo tan bien. No obstante, todo esto no son más que hipótesis que se han desarrollado sin querer ser desarrolladas. Existe una verdad en todo esto, y es que Christofer Marlowe es el predecesor de Shakespeare, éste hombre y él son de la misma edad. 

Sin embargo Marlowe pese a ciertos problemas que le dificultaron obtener el título universitario, lo consiguió. Además de eso él se desenvolvía con la clase alta, fingiendo su muerte, acabo en Italia por motivos políticos ya que era un rebelde inconformista. También se ha dejado entrever a lo largo de la historia la supuesta homosexualidad de William Shakespeare, sin embargo, él estaba casado y con hijos, aunque eso nunca ha sido un impedimento ya que en aquella época no podías ser homosexual, al menos, no era aceptado públicamente y era un gran pecado. No obstante, Marlowe fue acusado por su amigo Thomas Kyd de ser homosexual, ambos vivían juntos, se decía que simplemente eran “amigos”.

 

En algunas obras de Shakespeare observamos cómo hace referencia y demuestra un gran sentimiento al destierro, algo que en teoría él jamás había sufrido en primera persona. Pero todas estas pruebas o pequeñas evidencias casuales solo permiten aumentar el misterio y las dudas. Realmente, ¿es William Shakespeare el auténtico autor de todas sus obras? Quizás Inglaterra prefiere preservar la duda, ya que desmitificar al gran mito Shakespiriano, sería como robar la Torre Eiffel de París o descubrir ahora que Miguel de Cervantes no es el autor de “Don Quijote de la Mancha”.

 

"Ser o no ser, esa es la cuestión”.

 

Autora: Lara Castro

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Luis (sábado, 15 agosto 2015 00:19)

    Algo totalmente desconocido para mi de un gran artista como William Shakespeare, muy buen artículo.