El precio de la fama

Persiguen la fama como si de un gran éxito se tratara. Sin embargo, ¿por qué hay tantos famosos enganchados a los estupefacientes y el alcohol? ¿es que una vida de éxito profesional y felicidad ha de desembocar en el amargo camino de la droga?


Un mundo oscuro. Un mundo en el que resulta más fácil sumergirse y desaparecer entre la multitud que volver a encontrar el camino correcto y salir impune de él. Una travesía que jamás se debe ver como una opción y mucho menos como solución a ningún problema. Parte de nuestra sociedad es perseguida por los medios de comunicación sin cesar. Son aquellos a los que denominamos con el nombre de famosos.

Famosos y drogas. Parece que ambos mundos se encuentran estrechamente unidos por un lazo invisible. Disponen de un mundo lleno de lujos, dinero y enormes éxitos, de una vida que podría estar resuelta dando un par de conciertos o participando en un gran filme que sea éxito en taquilla. Y pese a ello, qué contrariedad, cifras enormes de famosos se adentran en ese complejo mundo. Quizás nadie como una gran estrella de rock o el mejor de los actores para explicarnos por qué ocurre esto. Y es que, cantidad de estrellas de la música han tenido problemas con las drogas y el alcohol llevándoles incluso a la muerte, como es el caso de Amy Winehouse o el mismísimo Kurt Cobain. También buenos actores como Heath Andrew Ledger o Philip Seymour Hoffman han pasado a la historia dejando una gran huella en Hollywood, pero sobre todo, por ese triste desenlace del que no pudieron escapar cuando se les fue de las manos su amistad con los estupefacientes.

Casi a diario descubrimos en la red apariciones de personalidades estelares en la presentación de algún premio o simplemente cazados por los paparazzis cuando se encontraban haciendo vida "normal". No pocas veces, fotografiados ebrios y bajo los efectos de las drogas. Es algo complejo el modo de vida a la que les conduce su profesión, pero ¿introducirse algo que dañará tu imagen pública, quizás su futuro y sobre todo, por último y más importante, su salud.? En muchos casos deben alcanzar un periodo de presión en el que controlar si cruzar o no la raya es realmente complicado.

 

Según el psicólogo Claudio Araya "son seres humanos al igual que nosotros y eso significa, en un sentido muy básico, que tienen necesidades de afectos y de relaciones como cualquier mortal y son esas necesidades las que se ven interrumpidas debido a su gran poder económico.  Al tenerlo todo, la mayoría de las veces la gente se acerca por interés perdiendo su verdadero sentido la amistad u otras relaciones, dejando un vacío emocional en ellos. De alguna manera, la fama les hace caer en un círculo donde son idolatrados por otros, donde lo superficial cobra mayor importancia que el aspecto interior”. 


No vamos a olvidar que las drogas no afectan solo al mundo de los famosos. Es un tema tan peligroso como cercano que no comprende ni de edades ni de clases sociales. Simplemente se hace curioso como a muchas de las celebridades que vemos a diario en los medios de comunicación les resulta aparentemente tan fácil adentrarse en la tempestad que les puede llevar al final de sus días a pesar de su dinero y éxito.

 

Sea como sea, no deja de ser sorprendente cómo dos mundos que pudieran parecer tan alejados a simple vista, mantengan una relación tan estrecha y sobre todo, llegando a desenlaces tan nefastos.

 

Autora: Lara Castro, redactora de El Blog de Ángel.