Y ahora resulta que tenías cuerpo...

La vida da muchas vueltas, y noticias como la que hoy os traigo hacen que nos paremos a pensar. Investigadores norteamericanos han descubierto que las míticas cabezas de la Isla de Pascua no son solamente una cabeza…Tras meses de excavación y minucioso trabajo arqueológico, se ha descubierto que bajo tierra esconden un fornido cuerpo. Parece increíble, que tras miles de años ahí apoyadas, viendo el correr de los tiempos, siendo estudiadas y analizadas al dedillo, visitadas por millones de turistas al año… a nadie se le hubiese ocurrido pensar que las cabezas suelen ir unidas a un cuello, a unos hombros… ¡a un cuerpo!

La realidad esconde nuestra ignorancia. Cuántas historias insidiosas y paranormales flotaban alrededor de estas enigmáticas cabezas. Su mística y su desconcertante perfil hacían surgir en nosotros las más inquietantes preguntas. ¿Por qué? ¿Qué sentido tienen? ¿Qué representan? Pues, de golpe y porrazo, parece que nuestro imaginario se ha esfumado. Resulta que las enigmáticas cabezas ya no lo son tanto, ya que representan personas tal y como somos.

Sin embargo, todo sería muy sencillo si nos parasemos ahí. Pero la cuestión es de traca…Esta historia no es una primicia ni de cerca, el suceso saltó a la prensa en el año 2012. Una revelación de tal envergadura debería haber ocupado las primeras filas de los telediarios. Los periódicos habrían interrumpido la impresión al enterarse, descarrilándose un sin fin de boletines para volver a poner en marcha las máquinas con una nueva tirada, en donde los Moais figurasen en la portada. Sin embargo, nada de esto sucedió, sumergida y zozobrando en una atmosfera confusa, la noticia quedó a la deriva y no alcanzó la orilla. Pero, ¿por qué? Sin duda, por una razón de peso. Ya era muy difícil explicar cómo una sociedad arcaica había transportado semejantes cabezas, pero todavía es peor, si ahora le añadimos un cuerpo de 8 metros de largo. Las toneladas que pueden llegar a pesar no son asumibles de transportar, ni siquiera, para una sociedad moderna. Teniendo en cuenta que hay aproximadamente 900 Moais esparcidos por toda la isla, el enigma comienza a alcanzar magnitudes colosales.

Por tanto, aunque pese decirlo, la realidad no esconde nuestra ignorancia sino que la pone en evidencia. Pero lo peor de todo esto, es que las respuestas no llevan mas que a nuevas preguntas.

 

Autora: Alba Mateo Mosquera, redactora de El Blog de Ángel.

Escribir comentario

Comentarios: 0